Rebelión   Morena

De acuerdo a los tiempos electorales marcados por la ley y aplicados por el INE, Morena como el resto de los partidos han dado curso a sus procesos internos de elección y/o selección de candidatos, en estos los comicios más grandes de la historia del país, en las que están en juego más de 3 mil posiciones de elección popular.

A diferencia del resto de los partidos donde las nominaciones se han dado sin mayores complicaciones, en el seno de Morena las socas se han tornado cuasi violentas, con tomas de instalaciones partidistas, ácidas críticas el presidente de Morena, Mario Delgado, y un sinfín de epítetos en contra de candidatos o aspirantes a serlo que no forman parte de sus grupúsculos.

Las encuestas por las que se determina quién será el candidato oficial, ciertamente desconocidas para todos, pero sabidas para los contendientes para alguna de estas posiciones, son rechazadas por los inconformes, que simplemente las descalifican, cuando es el procedimiento adoptado por el partido para determinar a sus candidatos.

De cualquier forma, la situación para Morena no es fácil, a pesar de ser el partido que más votos llevará a las urnas de acuerdo a todas las encuestadoras, pues la mala elección de candidatos podría restarle importante número de sufragios, sobre todo en los distritos electorales federales, cuando es imperativo para el partido en el poder mantener la mayoría en la Cámara de Diputados.

Actualmente la sede nacional de Morena no sólo ha sido vandalizada sino se mantiene ocupada por grupos de inconformes de distintas entidades de la república, pero movidos por una sola mano.

Se asegura que es Bertha Luján, sí la misma que le hizo la vida imposible a Yeidckol Polevnsky, la que ahora pone en aprietos a Mario Delgado, sólo porque los aspirantes de su grupo, o por ella impulsados, no han sido favorecidos por las encuestas realizadas.

Delgado debe emplear la mano firme para mantener el control del órgano político y llevarlo a buen puerto el próximo 6 de junio. La tarea no es fácil pero sí impostergable.

SUSURROS

La embestida de los afectados con el cambio de política energética no cesa, utilizan todos los medios para impedir el avance de la nueva ley en materia eléctrica, actualmente en discusión en el Congreso, y mantener sin grandes ganancias.

El rechazo de la segunda sala de la Suprema Corte de Justicia a las modificaciones hechas por la secretaria de Energía, Rocío Nahle, para fortalecer a la CFE y no a las empresas privadas, que gozan de sobre precios y subsidios en perjuicio de la Empresa Productiva del Estado.

Se espera que la iniciativa de ley del sector eléctrico transite por el Congreso, lo que seguramente llevará a la interposición de amparos y de nueva cuenta el caso estaría en la Suprema Corte, pero ya no en una sala, sino en el pleno, en donde la votación podría tener otra dirección, distinta a la que impusieron los ministros Javier Laynez, Luis María Aguilar, José Fernando Franco y Alberto Pérez Dayán. Veremos.

Email:  salvadormartinez@visionmx.com  Twitter:  @salvador_mtz
ooOoo