Recomienda IMSS vacunar a pacientes pediátricos oncológicos

RITA MAGAÑA

Foto: Cortesía IMSS

Autoridades del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) recomendaron a madres y padres de pacientes pediátricos oncológicos para que reciban la vacuna contra COVID-19 y, en su caso, postergar el régimen de quimioterapias en caso de contagio, a fin de reducir las complicaciones que lleguen a presentarse en estos pacientes.

Durante la nonagésima séptima reunión del grupo de trabajo para la atención de pacientes pediátricos bajo tratamiento oncológico en el IMSS, Enrique López Aguilar, titular de la Coordinación de Atención Oncológica, destacó que todos los menores con cáncer deben vacunarse, incluso si ya contrajeron el virus del SARS-CoV-2.

En sesión virtual, informó que en la población infantil con cáncer y COVID-19 se debe retrasar el tratamiento de quimioterapia hasta obtener un resultado de PCR negativo, de ninguna manera se tiene que administrar ante síntomas leves.

Abundó que si los menores tuvieron contacto con un familiar o alguien positivo a coronavirus, deberá diferirse la quimioterapia siete días, hasta que la PCR resulte negativa; además, deberán acudir inmediatamente con su médico tratante ante la presencia leve de sintomatología de enfermedad respiratoria.

López Aguilar señaló que se debe considerar que las formas graves de COVID-19 son más frecuentes en el niño y la niña con cáncer.

Explicó que en el caso de los pacientes pediátricos oncológicos infectados por COVID-19, la siguiente dosis de vacuna deberá postergarse tres meses desde la aparición de los síntomas o desde que recibieron el resultado positivo de la prueba.

López Aguilar añadió que las niñas, niños y adolescentes de cinco a 17 años con inmunodepresión moderada o grave necesitarán una tercera dosis para completar el esquema principal de vacunación, además de las dosis de refuerzo, si son elegibles.

Asimismo, dijo que los menores con sistema inmunitario debilitado deben recibir una dosis de refuerzo.

El coordinador de Atención Oncológica explicó que se debe considerar para la inmunización que durante un trasplante de células troncales hematopoyéticas, alogénico o autólogo, al momento de la vacunación deben pasar por lo menos tres meses posteriores a la intervención.

Para el caso de que reciban neoplasias hematológicas, en donde se apliquen esquemas de quimioterapia citotóxica, o curse por un procesamiento quirúrgico para la extracción de tumores sólidos, la inmunización contra COVID-19 se tiene que demorar hasta que la cuenta de neutrófilos esté recuperada.

Enrique López expuso que el padre o tutor debe evitar vacunar al menor si éste presenta fiebre o síntomas respiratorios asociados a coronavirus y valorar que la dosis está contraindicada en las personas con historial de haber tenido reacciones alérgicas graves a algún componente del biológico.

Asimismo, indicó que está contraindicada la vacuna contra el virus del SARS-CoV-2 si el paciente pediátrico oncológico presentó reacción a L-Asparaginasa, fármaco que se aplica en la terapéutica hematológica y antineoplásica. Sin embargo, si tienen algún antecedente de alergia leve pueden vacunarse.

Recordó que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos autorizó la vacuna contra el COVID-19 de Pfizer-BioNTech para uso de emergencia en niñas y niños de cinco a 11 años de edad, biológico que mostró resultados de seguridad y eficacia del 75 por ciento después de la primera dosis, y del 95 por ciento siete días después de la segunda.

 

Deja una respuesta