Solo retos y desafíos del PAN

A partir de hoy, Marko Cortés enfrenta el reto 6 x 6: Le faltan seis meses para competir electoralmente en seis estados. Los desafíos inundan a todo el bloque opositor, tampoco el PRI de Alejandro Moreno “Alito” o el PRD, de Jesús Zambrano han logrado construir liderazgos con la capacidad de aglutinar a sus seguidores ni convencer a los ciudadanos.

Pero, en el caso del PAN, Marko Cortés, tendrá que emprender una titánica labor también en seis pasos:

El primero, es ofrecer argumentos contundentes a los integrantes del partido para que sigan su tutela.

Después de la victoria obtenida en la mayoría de las alcaldías de la Ciudad de México, algunos panistas aseguran que el triunfo se derivó de un voto de castigo a Morena, consideran que la operación electoral del PAN se quedó corta y que el papel de Cortés únicamente fue circunstancial.

Otros, los más cercanos al michoacano, aseguran que todo fue producto de estrategias y campañas exitosas que lograron escuchar y traducir las demandas de los citadinos en promesas de gobierno, ganaron 9 de 16 que se jugaron.

En segundo lugar, deberá concretar la operación cicatriz luego de una elección interna para la dirigencia nacional cuestionada por propios y extraños. Tema que parece no concretar.

Un tercer reto, es construir bases sólidas con los de la banqueta de enfrente, pues parece, que al menos en Hidalgo, Oaxaca y Quintano Roo, la alianza no logra amarrarse, lo que llevaría inevitablemente al triunfo de Morena, con lo que gobernaría casi la totalidad de las entidades del país.

En cuarto sitio, necesario para enfrentar los temas electorales, es la aprobación de la Reforma Energética, pues la ambigüedad del PRI frente a la propuesta del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, podría dinamitar los acuerdos para los comicios.

Mientras Alejandro Moreno y Rubén Moreira no dan color ni pista de la postura que asumirán frente a una reforma que, para empezar es contraria a la aprobada durante el gobierno del PRI, también genera controversias en materia ambiental.

Frente al enigma que encierran en el PRI, Marko Cortés reafirmó la postura panista al sumar al diputado Gabriel Quadri de la Torre a la estructura del PAN como coordinador de Medio Ambiente, Sustentabilidad y Cambio Climático. El legislador ha sido un férreo opositor a las consecuencias ambientales de la reforma energética.

El quinto, y penúltimo desafío del reto 6 x 6, es que Marko Cortés, encuentre en sí mismo la fórmula ideológica, política y, sobre todo, ciudadana, para convertirse en el líder que tanto ansían los integrantes del PAN.

Una membresía dividida, enconada y desilusionada que no encuentra una ideología de partido que logre aglutinarlos en una causa, y por el contrario, encuentra enormes vetas de desesperanza ante imposiciones en los comités estatales o las candidaturas.

Finalmente, el reto mayor será elegir de entre sus filas al candidato presidencial.  Los suspirantes visibles hasta el momento son Ricardo Anaya, el gobernador de Yucatán, Mauricio Vila y el ex gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez.

Determinar quién será el abanderado del PAN a la silla grande, no será solo cuestión de acuerdos políticos, pues esos quedarán rebasados si la figura no lograr generar un vínculo emocional con la ciudadanía, es decir, un personaje que logre traducir el sentir de los electores que están en descontento con las actuales políticas.

Es indispensable que se trate de una figura que transmita fuerza, convicción, vaya que frene a un personaje como el presidente Andrés Manuel López Obrador, una apariencia dócil, refinada o incluso, demasiado cordial, se convertiría en el objetivo de los “bullys” morenistas, los cuales exhiben en redes sociales que si de tratarse de llevar pesado, simplemente ellos son los expertos.

 

SALE GALLO TRICOLOR PARA OAXACA

En Oaxaca ayer renunció German Espinosa Santibañez como secretario de Administración del gobierno de Alejandro Murat.

Su idea es buscar ganar la candidatura para dar la pelea por el gobierno del estado en sucesión de Murat.

Es de los candidatos con mayor preferencia comparado con los aspirantes de enfrente, es decir de Morena con Susana Harp y Salomón Jara, ambos de la fórmula de senadores.

Oaxaca es de los pocos estados que gobierna el PRI y junto con Hidalgo se jugarán su permanencia como partido en el poder de esas dos entidades. Germán Espinosa representa el activo de los tricolores con la oportunidad de retener el gobierno, eso si lo apoyan en la gran alianza con el PAN y PRD.

Jachavez77@yahoo.com