Tabasco inundado… y Adán y Bartlett pelean

Tabasco vive una tragedia y la ayuda no es suficiente.

Andrés Manuel López Obrador viajó el sábado pasado, un día después de que se fuera de gira a Nayarit en lugar de acudir al sitio de la emergencia.

Y lo hizo sólo tras ser criticado por lo que fue calificado como falta de tacto.

Hasta en las benditas redes sociales, donde suele ser fuerte y bien calificado.

Los tabasqueños, sus paisanos, su gente, están bajo el agua.

Macuspana, su pueblo, incluido.

Las lluvias, el desfogue sin precaución de la presa Peñitas por parte de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), o lo que haya sido, pero la emergencia, la tragedia existe.

(Cómo hace falta David León en Protección Civil, congelado a raíz del video de Pío López, exonerado ya por el clon de Virgilio Andrade, Santiago Nieto Castillo).

Su sucesora, Laura Velázquez Alzúa, nomás no termina de convencer.

El corte: al menos cinco muertos, 148 mil damnificados y 35 mil casas con “penetración de agua”.

Inundadas, ¿por qué decir las cosas como son?

De diecisiete municipios, trece están inundados o afectados.

Sí, trece.

El 70 por ciento del territorio.

Centro, Macuspana y Tacotalpa destacan.

Y Villahermosa no se queda atrás.

Tabasco ha sufrido inundaciones históricamente.

Y esa historia no cambia.

Esté el PRI, el PAN o, ahora, Morena en la Presidencia y en el gobierno estatal.

Andrés Manuel anuncia diez mil pesos por domicilio afectado.

Y acusa una campaña negra en contra.

Pero no hay tal.

Simplemente, reitero, la ayuda ha sido, además de lenta, insuficiente.

El pleito entre Adán Augusto López, gobernador, y Manuel Bartlett, director de la CFE, sólo muestra el grado de descoordinación y la falta de sensibilidad.

Y es lamentable, mientras los ciudadanos no hallan alivio a su emergencia.

El mandatario estatal acusa a la CFE de desfogar sin cálculo la citada presa, lo que causó inundaciones y hasta el desbordamiento del rio Grijalva.

Advierte que la CFE deberá indemnizar a los afectados.

Y Bartlett responde con una sonrisa.

Lo dijo ayer al salir de Palacio Nacional.

-Hay gente que anda buscando a ver a quién le echa la culpa de sus torpezas. Es todo lo que voy a decir, afirmó.

-¿La demanda del gobierno de Tabasco contra la CFE sigue o ya se suspendió?, le preguntaron.

-A mí esa demanda me da risa, contestó.

Miles de tabasqueños perdieron sus bienes y han tenido que sobrevivir como pueden.

 

Qué fácil, Carlos Joaquín

El gobernador de Quintana Roo corrió al jefe de la policía Alberto Capella, luego de que los policías dispararan en la manifestación del lunes por el asesinato de una joven de 20 años.

La clásica solución de un gobernador gris, que ha perdido el control del estado y que demuestra su incapacidad todos los días.

Ridículamente ofreció disculpas a los quintanarroenses por lo ocurrido.

Tener al PRD y al PAN -con ADN priísta- es lo peor que ha sucedido a Quintana Roo.

Y la alcaldesa, de Morena, Hermelinda Lezama, cesó al jefe de la policía municipal.

Ambos deberían dejar el cargo por incompetentes.

 

Flores a Zoé

Andrés Manuel López Obrador echó flores ayer a Zoé Robledo, director del IMSS.

-Zoé Robledo es uno de los mejores servidores públicos que tiene el gobierno federal. Me apoya mucho, es una gente con vocación de trabajo, un profesional, responsable, una gente honesta.

Respuesta a reportera en la mañanera, que le preguntó sobre mortalidad en Baja California por Covid-19.

 

Vámonos: Nomás cinco células de La Unión operan en el Centro Histórico.

A unos metros de Palacio Nacional y de la oficina de Claudia Sheinbaum.

¿Y?

 

albermontmex@yahoo.es     @albermontmex