UIF: reforma a ley Banxico afectará sistema financiero

El titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda, Santiago Nieto Castillo, advirtió que las reformas a la Ley del Banco de México que se discuten en la Cámara de Diputados podrían poner en riesgo la economía del país al debilitar los controles sobre el ingreso de divisas y además obligarían a supervisar al Banxico desde Hacienda.

Al participar en el parlamento abierto de análisis respecto de la minuta con proyecto de decreto por el que se reforman y adicionan diversas disposiciones de la Ley del Banco de México, en materia de captación de divisas extranjeras en efectivo, señaló que las transferencias y operaciones en puertos y sectores fronterizos son una de las principales vulnerabilidades del sistema, con un nivel medio alto y, por supuesto, uno de los temas centrales tiene que ver con el flujo en efectivo.

“Si nosotros conseguimos que tanto transmisores de dinero, como centros cambiarios, que permiten venta de dólares sin una identificación, sin la debida identificación del cliente se terminen introduciendo a las instituciones de crédito y de ahí al Banco de México estaremos debilitando al Sistema Financiero y no fortaleciéndolo como queremos, lo que se requiere es tener mejores mecanismos de control, mejor identificación de beneficiarios y de los clientes de estos sistemas y por su puesto de todo el sistema financiero y con ello cumplir las recomendaciones del Grupo de Acción Financiera (GAFI)”, sentenció.

Asimismo, ante los legisladores federales, sentenció que si se hace una variación en contra del estándar internacional en la materia, México puede ser calificado como una jurisdicción que requiere una mayor supervisión, lo cual implicaría un impacto económico negativo para el país.

No obstante, reconoció que evidentemente hay una problemática relacionada con la inclusión financiera, con uso y transferencia de divisas extranjeras en efectivo, por nuestra cercanía con Estados Unidos, particularmente los dólares norteamericanos. “Por supuesto que existe también un riesgo de lavado de dinero que es importante que se pueda atender”, puntualizó.

En este marco, consideró que lo que se necesita hacer para tener una reforma legal es iniciar con un diagnóstico correcto, oportuno e interinstitucional para efecto de evitar que existan posiciones parciales o subjetivas para la construcción de políticas públicas y normas a nivel nacional.

A su vez, Luis Urrutia Corral, director general Jurídico del Banco de México (Banxico), expuso que a pesar de las medidas y controles que se han implementado en México, las autoridades de otros países, principalmente las de Estados Unidos, han elevado la percepción del riesgo referido en los dólares en efectivo que circulan en el país, en materia de lavado de dinero.

Agregó que, de acuerdo con reportes de EU, el contrabando de efectivo sigue siendo el método primario que organizaciones criminales transfronterizas de México utilizan para mover sus ganancias ilícitas.

En este sentido, se manifestó a favor de que las operaciones con dólares en efectivo elevan el riesgo de lavado de dinero en las instituciones que las realizan, con independencia de los controles y las medidas que se implementen.

Insistió en que para la determinación de cualquier norma sobre las operaciones con dólares en efectivo, se debe tomar en cuenta el riesgo que se ha asignado a este instrumento por la posible vinculación que guarda con operaciones ilícitas realizadas con este en el país de origen. Uno de los retos que enfrentan las instituciones financieras mexicanas, está referido a mantener relaciones de corresponsabilidad con bancos del exterior, puntualizó.

De manera paralela, Carlos Serrano Herrera, economista jefe de BBVA Bancomer, expresó que la aprobación de la ley, en la forma como fue avalada en el Senado, podría constituir un grave riesgo para la estabilidad financiera del país, pues el tipo de cambio se depreciaría, la calificación soberana que se tiene se degradaría y las tasas de interés a las que podría contratar deuda la nación aumentarían, así como para la banca, empresas y familias.

Añadió que la minuta que hoy se analiza incentiva mayor uso de efectivo, lo cual va contra los esfuerzos de inclusión financiera que se han realizado en el país desde hace más de diez años, por lo que propuso otorgar mayores facilidades para que los familiares de migrantes puedan abrir cuentas. Asimismo, enfatizó que el sistema bancario ya recibe los dólares a los que hace referencia la propuesta.

Raúl Martínez-Ostos Jaye, presidente del Consejo y director general de Barclays México (ABM), consideró que el enfoque de la iniciativa debe centrarse en soluciones concretas que no generen distorsiones muy negativas. Planteó establecer una agenda binacional formal para atender las preocupaciones regulatorias globales en materia de lavado de dinero y financiamiento al terrorismo, a fin de incentivar la participación de un mayor número de bancos corresponsales en el negocio.

Destacó la necesidad de establecer las condiciones para que migrantes y otros trabajadores que reciben pagos en moneda extranjera puedan tener acceso al sector financiero de una forma sencilla y transparente que les permita cambiar sus divisas a nivel competitivo.

Además, contribuir a la estabilidad de los mercados financieros al reforzar la autonomía del Banco de México permitiéndole enfocarse en sus tareas prioritarias de preservar el poder adquisitivo de la moneda y promover el sano desarrollo del sistema financiero nacional, agregó.