Un mes para no ir a rojo; pruebas rápidas masivas

La Ciudad de México “se encuentra en el límite del semáforo naranja” debido al incremento en las hospitalizaciones por Covid-19, por lo que si bien, el semáforo epidemiológico se mantiene en naranja con alerta para la semana del 23 al 29 de noviembre, los capitalinos tenemos menos de cinco semanas para corregir la tendencia al alza y evitar el regreso al semáforo epidemiológico de color rojo.

Así lo señaló la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, al explicar que si continúa aumentando el número de hospitalizados por complicaciones del coronavirus SARS-CoV-2, a mediados o finales de diciembre se llegaría a la misma ocupación de camas que se tuvo en mayo, cuando fue el pico de la pandemia en la capital.

Indicó que ayer se instalaron y abrieron los 26 macroquioscos de la Secretaría de Salud, donde ya se aplican las pruebas rápidas y se detectaron al menos cuatro casos con Covid-19.

Reiteró que con esta acción se busca duplicar el número de pruebas y disminuir la propagación del virus en la capital.

Mientras que con el código QR anunciado para tener acceso a sitios cerrados, que algunos establecimientos ya lo están utilizando desde el jueves, se detectaron 30 casos de Covid-19 que ingresaron a negocios de la capital y ya se le da seguimiento a mil 118 personas que estuvieron en esos lugares.

Se recordó que el código QR funciona para rastrear casos de Covid-19 que ingresen a negocios de la Ciudad de México.

Explicó que actualmente, la ocupación hospitalaria está en 50 por ciento; sin embargo se debe corregir la tendencia para no llegar a una saturación, toda vez que en lo que va del mes de noviembre, dijo, se tienen 282 ingresos diarios, en promedio, a hospitales por Covid; mientras que en octubre había 238 y en septiembre 227.

El número de hospitalizados este viernes se ubica en tres mil 427; “en siete días aumentó en 200 camas ocupadas”, dijo, y son cuatro mil 519 en el Valle de México.

 

Regresan las restricciones

En videoconferencia de prensa conjunta con representantes de los sectores económicos y cámaras empresariales de la capital, dio a conocer que se tomó la decisión coordinada, de regresar a la restricción de horarios por lo que a las 19:00 horas deberán cerrar a partir del próximo lunes, los gimnasios y clubes deportivos, boliches, cines y teatros, exposiciones, librerías, museos, acuarios, casinos, centros comerciales, tiendas departamentales.

También aplica el cierre para negocios de barrio y con menos de cinco empleados, estéticas, peluquerías y salones de belleza y, parques de diversiones, todos ellos considerados como giros no esenciales.

En el caso de restaurantes el servicio está permitido hasta las 22:00 horas; sin embargo, se establece que después de las 19:00 horas no se permite la venta de alcohol.

Además, con los empresarios se acordó reforzar las medidas sanitarias en establecimientos y se comprometieron a hacer una revisión constante de la situación de contagios y hospitalizaciones para que en caso de ser necesario se tomen mayores medidas restrictivas.

En este sentido, los presidentes de la Cámara Nacional de Comercio de la Ciudad de México (Canaco), Nathan Poplawsky; de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac), Francisco Fernández Alonso; de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD), Vicente Yáñez Solloa, así como Enrique Téllez Kuénzler, de la ADI (Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios), y Carlos Dopazo, de la Asociación de Hoteles y Moteles del Valle de México, reconocieron el trabajo del gobierno de la Ciudad de México ante la crisis económica en la capital del país, ocasionada por la pandemia de coronavirus.

Por ello, hicieron un llamado a reforzar las medidas de salud en los establecimientos, así como la misma ciudadanía, para evitar que continúe la tendencia a la alza en contagios.

Deja un comentario