Una mala semana para Sheinbaum

Claudia Sheinbaum Pardo no tuvo una buena semana.
Y no tendrá otra.
La jefa de gobierno se sentía hasta hace quince días la candidata presidencial de Movimiento Regeneración Nacional (Morena) y, sobre todo, de Andrés Manuel López Obrador rumbo a las elecciones presidenciales de 2024.
Pero algo sucedió y ya no parece la única ni la favorita.
El viernes pasado, en Palacio Nacional, López Obrador hizo una especie de destape de otra corcholata -así les llama a los candidatos-, cuando se perfilaba, en teoría, un tiro entre Claudia Sheinbaum y Marcelo Ebrard.
Pero, bendita política, el tabasqueño aprovechó que los diputados de Morena estaban ahí, en el salón Tesorería, sede de las mañaneras diariamente, para lanzar al ruedo a Adán Augusto López Hernández, secretario de Gobernación, al alabar su labor y decir que le descarga mucha presión.
El encuentro fue para agradecer la aprobación de la nacionalización del litio.
Y los morenistas comenzaron a gritar:
-¡Presidente!, ¡Presidente!
Lo que significó un duro golpe para Sheinbaum, quien ya se siente la candidata, la elegida, la consentida presidencial.
Al otro día, en Quintana Roo, el mero preciso la compuso, al asegurar que la jefa de gobierno y el canciller Marcelo Ebrard Casaubon son presidenciables por sus cualidades y que el candidato o candidata se definirá, adivinó, mediante una encuesta, de esas que nadie conoce, tal como ha sido desde que Ebrard se hizo a un lado en 2012 para darle el paso a su padrino, amigo y protector, pese a estar mejor posicionado.
Como si no fuera suficiente, la funcionaria tuvo que salir a enfrentar la difusión de un video en el que le arrojan jitomates, al asegurar que no es actual, que es de la campaña de 2018.
Como dice Ana Vilchis, los miércoles de las mentiras, en Palacio:
-No es falso, pero se exagera.
Ahí no termina la crisis.
Mañana se cumple el primer año de la caída del Metro en la Línea 12.
Sí, esa que construyó su adversario político-Ebrard- pero que ha salpicado a los dos.
Murieron 27 personas, viajeros, usuarios, incluido Brandon, un niño de 12 años.
Y ya serán dos semanas en el ojo del huracán.

Ahora Ebrard
Ayer en Hidalgo, a donde acudió para impulsar al candidato de Morena a la gubernatura, Ebrard fue recibido igualmente con gritos de “¡Presidente, presidente!”, lo que se escuchó hasta el Zócalo capitalino… y enmuinó a la señora mandataria.
Ebrard se dejó querer porque, como se dice en radiopasillo, El Carnal sabe perfectamente que aún no es tiempo de pisar el acelerador a fondo, pero sí apretar para no rezagarse en la carrera presidencial.
Y ya, de remate, hoy estará en Washington como representante de Andrés Manuel, luego de la plática que sostuvo éste con el presidente estadounidense, Joe Biden, el viernes pasado.
– Los reflectores han estado sobre Ebrard Casaubon y él sabe aprovecharlos, se escuchó en radiopasillo.

Una sobadita
En Dos Bocas, Tabasco, la depresión de Sheinbaum alivió un poco cuando en el evento por el Día del Trabajo que encabezó López Obrador, Adán Augusto López y Octavio Romero Oropeza, director de Petróleos Mexicanos (Pemex), fueron abucheados.
Sí, abucheados.
– Son los caminos de la polaca: un día eres el bueno o la buena y al otro ya no, se escuchó en radiopasillo.

Confía en sacar la reforma electoral
Ricardo Monreal, coordinador de los senadores de Morena, confía en que saldrá la reforma electoral.
El también presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado asegura que con diálogo, con negociación, se consigue más que con el enfrentamiento y la diatriba.
– Hay que sanar las heridas, luego de que se calificó de traidores a la patria a los diputados que votaron en contra de la reforma eléctrica, aseguró en un mensaje en redes sociales.

radiopasillo@ova.com.mx