Vandalizan Siqueiros y bandera por violación

25, octubre 2022

PATRICIA RAMÍREZ Y EFE

Foto: Romina Solís

Estudiantes y activistas del CCH Sur marcharon desde el plantel hacia la Torre de Rectoría para protestar por la violación de una joven en los baños, el pasado 17 de octubre, donde integrantes del Bloque Negri pintaron instalaciones de Ciudad Universitaria.

Entre pintas con leyenda “La UNAM no me cuida”, “La UNAM viola”, las activistas arremetieron contra la Torre de Rectoría, donde rimpieron vidrios y grafitearon parte de los murales, pues además denunciaron que no es el primer caso que se registra de violación en CCH Sur.

Este lunes, las clases fueron suspendidas en esa escuela para evitar confrontaciones, mientras un contingente partió del CCH hacia Ciudad Universitaria, en donde se unieron estudiantes de otras escuelas y facultades de la UNAM para sumarse a las protestas.

Las manifestantes presentaron un pliego petitorio para exigir seguridad en todos los planteles de la Universidad y garantizar que se sancione a los responsables de las agresiones.

Al respecto la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) aseguró que los manifestantes dañaron bienes artísticos, como el mural de David Alfaro Siqueiros, y otros espacios escolares.

Agregó que siempre ha sido sensible y respetuosa ante la protesta pacífica de los y las universitarias, más aún cuando se realiza por motivos tan sensibles como la violencia de género y en demanda de mayor seguridad.

“Las agresiones y los daños ocasionados al patrimonio de la Universidad y, por tanto de la Nación, desvirtúan el fondo de la manifestación. Ejercer la violencia con tanta brutalidad, cuando se dice estar contra la violencia, es un contrasentido”, sentenció a través de un comunicado.

Agregó que la Rectoría no elude sus responsabilidades y reitera su entera disposición a escuchar y atender las justas demandas de cualquier miembro de la comunidad abierto al diálogo, como única vía para lograr acuerdos.

Tras reprobar nuevamente la agresión sexual cometida contra una alumna del Colegio de Ciencias y Humanidades, refrendó su voluntad de seguir colaborando con las autoridades competentes que investigan el hecho, a fin de dar con el responsable.

El domingo, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) expresó su repudio por la agresión sexual cometida contra una alumna del CCH Sur aunque aceptó que las medidas de seguridad adoptadas en la escuela de la chica han sido insuficientes.

En un comunicado, la institución recordó que el pasado viernes, en el Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH), plantel sur, (de nivel bachillerato y parte de la UNAM), se desarrollaba una asamblea convocada por la dirección para atender algunos problemas de inseguridad ocurridos en los últimos días, cuando un grupo de jóvenes irrumpió en la reunión.

Tras agredir a los directivos, causaron destrozos y prendieron fuego dentro de las instalaciones.

Esto, luego de que el pasado jueves, una alumna denunció haber sido víctima de violación sexual tres días antes, situación que desató fuertes protestas de grupos feministas que exigían la renuncia de la directora al tiempo que la rectoría de la UNAM pidió una investigación a fondo del caso.

Ante ello, la Uiversidad señaló que “los problemas y las diferencias entre universitarios solo deben y pueden resolverse a través del diálogo y la concertación” y que “la violencia de ninguna manera se combate con más violencia”.

Recordó que ha expresado “abiertamente su repudio por la agresión sexual cometida contra la alumna de ese plantel” y que ha sido empática con sus familiares y con ella misma.