Zacatecas, dominado por el narco; Loretta Ortiz tiene la bendición

 

Zacatecas ha sido históricamente territorio del narcotráfico.

Y su control es tal, que basta recordar cómo a la gobernadora Amalia García la interceptaron y tusaron en 2008, según reveló en su momento José Ureña, entonces director y columnista de Ovaciones, para enviar un mensaje de “aquí estamos”.

Su ubicación es clave para llegar al Triángulo Dorado, situado entre Durango, Sinaloa y Chihuahua, tierra del cártel de Sinaloa de Ismael El Mayo Zambada y de Joaquín El Chapo Guzmán.

Colinda con Jalisco, Aguascalientes, al que, prácticamente, envuelve, y Coahuila y hasta Guanajuato.

Todos territorio del narcotráfico.

Todos, escenario de masacres.

Y ahí, el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), de Nemesio Oseguera Cervantes vive una guerra con el de Sinaloa por el control de la ruta y de la plaza, lo que ubica a Zacatecas con uno de los mayores índices de homicidios en el país en lo que va de 2021, con 36.8 por cada cien mil habitantes.

El hallazgo el jueves de diez hombres colgados en un puente vehicular  en Cuauhtémoc, municipio zacatecano, es un desafío para los gobiernos municipal, estatal y federal.

Fueron ejecutadas más de 30 personas, en un fin de semana.

La violencia se disparó a niveles exponenciales desde que asumió el gobierno David Monreal Avila.

     

Se quedan sin policías

Al menos ocho municipios del estado se quedaron sin policías.

Para conocer la gravedad del caso, en el punto más alto de violencia en el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa los municipios que se quedaban sin agentes se encontraban, la mayoría, en Chihuahua.

En ese estado se encontraban los ayuntamientos más conflictivos. Ciudad Juárez era la ciudad más peligrosa del mundo. Los niveles de riesgo eran tan altos, que en dos ocasiones se suspendió la ceremonia del Grito de Independencia.

Monte Escobedo, Loreto, Villa García, Tepetongo, Apulco, Cañitas de Felipe Pescador, El Salvador y Cuauhtémoc, donde fueron colgados los diez hombres, se quedaron sin policías municipales.

En algunos casos, el armamento de los criminales es más moderno y poderoso que el de los oficiales.

Los presidentes municipales o alcaldes han llamado a la población a no salir de sus casas.

Una vergüenza.

Mientras, se mantiene la estrategia de Andrés Manuel López Obrador: abrazos y no balazos.

México ha sumado los dos años más violentos en la historia con López Obrador.

En 2019 se registraron 34 mil 682 homicidios, mientras en 2020 fueron 34 mil 557 .

La bendición desde Palacio

Loretta Ortiz Ahlf es consejera de la Judicatura federal.

Quiere ser ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Es la preferida de la terna para relevar a Fernando Franco González, quien se retira.

Bernardo Bátiz y Verónica de Gyvés complementan la lista y aunque ambos son también cercanos a Andrés Manuel, es Loretta la que cuenta con la simpatía mayor para ser becada en la Corte.

El Senado, donde gobierna Ricardo Monreal, coordinador de los morenistas, mayoría, debe seleccionar a uno de los tres candidatos.

Y la línea está dada.

Vámonos: Sí fue, acaso, el mejor discurso de López Obrador en sus tres años de gobierno.  Está claro que actúa como le conviene.

En Estados Unidos hasta se pone cubrebocas.

Su lenguaje corporal fue muy pobre.

Reflejaba incomodidad e inferioridad, mientras su contraparte, Joe Biden, lucía imponente.

Los dedos de sus manos entrelazados al frente, cono asiéndose por la inseguridad y sus pies descompuestos.

¿Qué no hay quién lo asesore en imagen?

albermontmex@yahoo.es        @albermontmex