Alexander Rossi gana tres años después y Will Power es nuevo líder

EFE

Foto:@AlexanderRossi

Redacción deportes (EE.UU.), 30 jul.- Alexander Rossi (Andretti Autosport) volvió a subir a lo más alto del cajón tres años después, imponiéndose este sábado en un Gallagher GP que alzó a Will Power (Team Penske) al primer puesto de la general de la Indycar y que vio al español Álex Palou (Chip Ganassi) acabar en la décima posición.

Han pasado cincuenta carreras desde la última ocasión en la que Alexander Rossi cruzó el primero la línea de meta y este sábado el californiano triunfó con mérito, ya que lideró durante 44 de las 85 vueltas en el trazado mixto del histórico circuito de Indianápolis.

La felicidad en el rostro del piloto de Honda era evidente: “Me siento muy aliviado. Lo siento por Colton (Herta), de verdad. Pero estoy agradecido de que por fin se nos presente esta situación. Mi reconocimiento a Andretti Autosport por seguir creyendo”.
No eligieron Rossi y su equipo un mal escenario para regresar a primer plano. Hacerlo en Indianápolis siempre es especial: “Todavía nos queda algo más por hacer, pero esta siempre fue una gran pista para nosotros, estamos de regreso en casa, en Indianápolis. Eso fue realmente asombroso”.
El otro nombre propio del día fue el del danés Christian Lundgaard (Rahal Letterman Lanigan), segundo clasificado y siempre protagonista durante todo el trazado. Es su primer podio y los puntos obtenidos le permiten marcar diferencias en la general de ‘rookies’ de la temporada, liderándola con más de veinte puntos sobre el norteamericano David Malukas.
“No estaba muy contento en los entrenamientos, mejoramos en la clasificación y mira dónde hemos terminado”, manifestaba Lundgaard, que no olvidaba el mítico circuito donde se subía por primera vez al cajón: “Indianápolis, este es el lugar donde prefería alcanzar un podio”.
Tercero fue un Will Power que se alza al liderato de la general, demostrando ser, una semana más, el más regular de todos los pilotos pese a tan solo haber ganado un gran premio.
Es el séptimo podio de la temporada para él: “El objetivo desde el principio del año era ser consistentes, es lo que estamos haciendo, tenemos que ser así cada día, en cada carrera”.
A falta de cuatro carreras para terminar el campeonato, Will Power aventaja en nueve puntos a un Marcus Ericsson (Chip Ganassi) que en Indianápolis sólo pudo ser undécimo. Tercero es Josef Newgarden (Team Penske) a 32 puntos de la cabeza y cuarto Scott Dixon a 38.
Mantienen opciones remotas de pelear por el campeonato los dos pilotos de habla hispana Pato O’Ward (Arrow McLaren) y Álex Palou, que son quinto y sexto respectivamente en la general a 46 y 52 puntos de Power.
El mexicano quedó fuera de aspiraciones en la segunda vuelta al ser golpeado y hacer un trompo con su monoplaza, cayendo hasta la última posición. Un incidente en el que también se vieron involucrados Marcus Ericsson y Jimmie Johnson. O’Ward logró remontar hasta la definitiva duodécima posición.
A Álex Palou se le comienza a complicar la defensa de su corona, pues terminó décimo en el Gallagher GP perdiendo posiciones respecto a la séptima posición en la que comenzó la carrera.
Nunca llegó a ser parte de los puestos de liderazgo en Indianápolis y no pudo dar más exposición al nuevo look de su monoplaza con el plateado de ‘American Legion’.
La cruz para Andretti Autosport la protagonizó Colton Herta, que lideraba con firmeza la carrera hasta que en la vuelta 42 un problema mecánico dejaba su monoplaza sin fuerza y se veía obligado a abandonar.
“No hay nada que pueda hacer”, comunicaba a sus mecánicos por radio mientras su vehículo avanzaba a duras penas por la curva de entrada a boxes”, aseguró.
El brasileño Helio Castroneves (Meyer Shank Racing) mostró un pilotaje muy agresivo, provocando varios contactos con otros automóviles en sus intentos por adelantar en carrera y fue penalizado por la organización hasta la última posición en la vuelta número 50, logrando terminar entre los veinte primeros clasificados.
La próxima cita del campeonato de Indycar será el próximo fin de semana en Nashville con el Big Machine Music City GP, un circuito urbano en el que ya sabe lo que es ganar Marcus Ericsson, el sueco necesitará repetir la proeza para no seguir perdiendo opciones en el campeonato. EFE

Deja una respuesta