‘Aquí es religión’

SUPER BEAST PONDERA LA LUCHA LIBRE MEXICANA

El estadunidense, en rehabilitación tras desgarro muscular que sufrió en la Arena Naucalpan.- Va por Hijo de Dos Caras

El gladiador estadunidense Super Beast, quien se presentó en la Arena Naucalpan el pasado domingo pero no pudo concluir la lucha luego de un espectacular tope hacia afuera del cuadrilátero del Hijo de Dos Caras, visita diariamente al doctor Hugo García Camacho, especialista en medicina del deporte y evidentemente la lucha libre, que lo atiende del desgarro que sufrió en el cuadrícep de la pierna derecha.

Va en carrera contra el tiempo, porque el próximo domingo se le anuncia de nueva cuenta en el feudo de la familia Moreno Madrid, donde hará equipo con el importado Mecha World y Capo Mayor para enfrentar a Hijo de Canis Lupus, Hijo de Alebrije e Hijo de Dos Caras, gladiador que lo mandó ‘al hule’.

‘Un desgarro siempre resulta muy doloroso’, reconoce el gladiador de 39 años de edad.

‘En cuanto impactó Hijo de Dos Caras sentí la lesión, cómo se desgarró el músculo. Pisé algo y estaba mal parado, fue cuando se proyectó. Son gajes del oficio, pero estoy seguro que Hijo de Dos Caras lo hizo a propósito. Algo me dice que así fue. Por eso estoy con el doctor. Ya me infiltró y me ha sometido a diversos tratamientos’, comenta el impresionante luchador de 118 kilogramos y 1.89 metros.

‘Voy en una carrera contra el reloj, porque el tiempo sigue su marcha. Debo estar muy bien físicamente para cobrar venganza, porque esto no se queda así’, señala categórico el norteamericano, que no habla español pero su pronunciación resulta clara.


PANCRACIO MEXICANO

Hombre que ha recorrido el mundo gracias a su buen desempeño en los cuadriláteros, dice que hay marcadas diferencias entre la lucha libre de los Estados Unidos y la de México: ‘En los Estados Unidos es un deporte. Aquí en México es una religión. La lucha libre mexicana se vive con gran intensidad. Para poder decir que eres un luchador de verdad, debes dominar el estilo mexicano’.

‘La lucha libre mexicana tiene mucha magia y originalidad. Mucho llaveo. Es muy especial y diferente a la que se practica en el resto del mundo’, comenta el luchador nacido en Sacramento, California.

‘Desde niño y por generaciones hemos sido fanáticos de la lucha libre mexicana. Desde mi abuelo la hemos seguido. Ahora que tengo oportunidad de estar por acá me siento muy complacido. Más allá de la lesión que sufrí me siento honrado de luchar en México. Donde vivía, en Sacramento, llegaban las transmisiones y la información de la lucha libre mexicana. Cómo no me iba a convertir en luchador’.

 

INTERNACIONAL

Comenta que de momento no sabe cuánto tiempo estará en nuestro país, pues todo ‘dependerá de las fechas que vayan surgiendo’.

Sin embargo, para diciembre deberá luchar en Tailandia: ‘Iré a Bangkok. Estoy contratado por allá, pero me encantaría regresar a México y sumar fechas’.

Luchador independiente, retoma el tema de la pasión con que se vive en nuestro país el deporte de los costalazos para lanzar un reto, pues considera que ‘quien avisa no traiciona’: ‘Te comentaba que la afición mexicana vive la lucha libre como una religión, también te dije que por culpa de Hijo de Dos Caras estoy pasando este calvario con el doctor. Quiero decirle a través de Ovaciones que se cuide porque se lo voy a cobrar. Aquí perder la máscara es la peor afrenta que existe. No dudaría, si me recupero completamente, quitársela’.

 

EL DATO

Super Beast, para acelerar los tiempos de recuperación tras el desgarro que sufrió, lleva entre otros tratamientos uno de electro estimulación.

Confía en que estará plenamente recuperado.