Baja percepción de inseguridad en el país

La Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU), de diciembre pasado y que presentó ayer el INEGI, reveló que 68 de cada 100 mexicanos mayores de 18 años considera que el lugar donde vive es inseguro.

Aunque la cifra es alta, representa una disminución importante con respecto al mismo periodo de 2019, cuando la Encuesta señaló que al menos 73 de cada 100 personas declararon como inseguro el lugar donde viven.

Cabe señalar que, según las cifras presentadas en diciembre de 2020 por la ENSU, muestran un resultado similar al que se observó en septiembre del mismo año, cuando 67.8 por ciento de los encuestados declaró que no se sienten seguros con las dinámicas criminales que se registran en sus colonias.

En esta última Encuesta, la percepción de inseguridad sigue siendo mayor en el caso de las mujeres con 72.6 por ciento, cifra similar a la registrada en el tercer cuatrimestre del 2020, mientras que en el caso de los hombres se observó un promedio de 62.7 por ciento, lo cual representa un ligero aumento de 0.7 por ciento.

Los resultados de la ENSU señalaron que los habitantes mayores de 18 años de Fresnillo, Zacatecas, y de Ecatepec de Morelos, Estado de México, son los que perciben una mayor violencia en los alrededores de sus hogares, así como Coatzacoalcos, Veracruz; Cancún, Quintana Roo; Cuernavaca, Morelos y la capital de San Luis Potosí.

Mientras que las ciudades con menores tasas fueron San Pedro Garza García, Nuevo León; Los Cabos, Baja California Sur y Mérida, Yucatán.

El Instituto observó que 28.1 por ciento de los hogares contó con al menos una víctima de robo y/o extorsión durante el segundo semestre de 2020, siendo Iztapalapa (47.1 por ciento), Atizapán de Zaragoza (43.2 por ciento); Tláhuac (42 por ciento); Cuautitlán Izcalli, 40.6 por ciento y La Magdalena Contreras, 40.4 por ciento.

En cuanto a víctimas de actos de corrupción por parte de autoridades de seguridad pública, de julio a diciembre de 2020 se estima que 12% de la población de 18 años y más tuvo contacto con alguna autoridad de seguridad pública, del cual 47.9% declaró haber sufrido un acto de corrupción por parte de éstas.

En este trimestre se proporciona información estadística sobre víctimas de acoso personal y violencia sexual, por lo que se estima que de la población de 18 años y más, durante el segundo semestre de 2020, 14.3 por ciento fue víctima de acoso personal y/o violencia sexual. En el caso de las mujeres este porcentaje fue de 21.6 por ciento mientras que en hombres fue de 5.7 por ciento.

Cabe señalar que la percepción del desempeño de la Guardia Nacional, la Policía estatal y preventiva para prevenir y combatir la delincuencia disminuyó cerca del 0.5 por ciento entre septiembre y diciembre de 2020; en tanto que la calificación que la población del país le da a los agentes estatales es la que más descendió en el periodo.

La ENSU reveló que los porcentajes de la población de 18 años y más que identificó a las autoridades de seguridad pública y que percibió su desempeño como “muy o algo efectivo” en sus labores para prevenir y combatir la delincuencia mostraron un avance anual para las tres instituciones.

Las mejor calificadas en la ENSU fueron la Marina, con un avance al 86.5 por ciento y el Ejército, 84; les siguen la Guardia Nacional, 72.7; la Policía Estatal, 51.8; y la Policía Preventiva Municipal, 43.6 por ciento.

Los resultados del trimestre anterior para la Guardia Nacional se ubicaron en el 73.1 por ciento de positividad, un descenso de (-)0.54 por ciento en diciembre. Para la Policía Estatal, el paso fue de 52.1 a 51.8, con una baja de (-)0.57; en el caso de la Policía Preventiva Municipal, pasó de 43.7 a 43.6, una pérdida de (-)0.22 por ciento.

A tasa anual la percepción positiva de las instituciones mejoró, pasando desde el 67.9 por ciento de 2019 para la Guardia Nacional (7.06 por ciento); desde 48.4 para la Policía Estatal (7.02); y desde el 40.4, un avance de 7.92 por ciento.