Biden, igual que Trump: vacunas, a cambio de cuidarles su frontera

Joe Biden es como Donald Trump.

Como cualquier presidente de Estados Unidos.

America First.

O lo que es lo mismo:

“Primero yo, después yo y que se hunda el mundo”.

Y Andrés Manuel López Obrador es como Enrique Peña Nieto.

Como cualquier presidente de México.

Aceptando las condiciones del país más poderoso.

Aunque no sea fácil digerirlo.

Joe Biden presionó a Andrés Manuel con el tema migratorio y no hubo otra opción.

Vacunas a cambio de ayuda -cooperación, le llaman-, en las fronteras sur y norte.

Igualito que Donald Trump.

Igualito que cualquier presidente de Estados Unidos.

-Tenemos, y gratis, 27 mil soldados cuidando nuestra frontera, alardeaba cada que podía el republicano, en alusión a los 27 mil elementos de la Guardia Nacional que López Obrador tuvo que enviar a cuidar tanto la frontera sur con Guatemala, como la norte con Estados Unidos.

-¿Necesitan vacunas?

Ahí están.

Pero sólo hay de AstraZeneca.

Sí, esas que nosotros no hemos autorizado, le dijo el gobierno de Joe Biden a Marcelo Ebrard Casaubon, el apagafuegos de López Obrador.

El vicepresidente de facto, dicho con más formalidad.

¿Y la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero?

Vacunándose.

Y haciendo mutis.

Porque ella también participó en el caso Florence Cassez.

De hecho ella votó a favor de su liberación, por la violación al debido proceso, dijeron, cuando la realidad es que Enrique Peña Nieto hizo un pacto con Francois Hollande, su homólogo de Francia, y lo sugirió a la Suprema Corte, mientras Cossío en contra.

Ebrard Casaubon también resolvió en 2019 la amenaza de Trump de elevar los aranceles a la mercancía mexicana si no se ponía un alto a la ola migrante, principalmente de Centroamérica, porque su país, Estados Unidos, ya no podía ni quería recibir más asesinos y delincuentes, como les llama, principalmente a los mexicanos.

Son situaciones en esencia parecidas, pero distintas.

En aquella ola migrante Andrés Manuel estaba implicado porque desde campaña y, luego, como presidente electo, invitó a los migrantes a cruzar México y/o a quedarse en suelo nacional, donde, decía, habría un empleo para quedarse o apoyo para llegar a la frontera con Estados Unidos.

¿Lo recuerda?

Trump y Biden también.

Hoy, aunque el nuevo presidente estadunidense no ha acusado a López Obrador de promover esa migración, aprovechó el momento para pedir ayuda en el mismo tema, a cambio de ceder las vacunas.

No debe olvidarse que la vocera de la Casa Blanca, Jen Psaki, reconoció el jueves que México pidió vacunas y ellos -Estados Unidos – pidieron que “fueran nuestros socios” para enfrentar la crisis en la frontera.

Y aunque, obvio, niega relación entre los temas, es evidente que así fue.

-Les planteamos nuestras expectativas de que fueran nuestros socios a la hora de lidiar con la crisis en la frontera, y hubo peticiones suyas de obtener dosis de la vacuna, que no están relacionadas (con el tema migratorio), dijo Psaki, según este párrafo de la agencia EFE, que cita a la vocera.

No obstante, los diarios The Washington Post y The New York Times informaron que Washington obligó a México a reiniciar el operativo, relajado desde que Trump dejó la Casa Blanca, el 20 de enero. Reuters reveló que serían 2.5 millones de vacunas.

Y Ebrard Casaubon, oficialmente secretario de Relaciones Exteriores pero vice en la práctica- aunque en México no exista esa figura-, tuvo que reconocerlo en twitter.

Y así fue.

Ayer fueron desplegados nuevamente los elementos de la Guardia Nacional -la mayoría militares- y del ejército.

El argumento -¿no se les ocurrió otro?- es que se pretende evitar más contagios de Covid-19. Hugo López-Gatell, el zar anticovid, ha dicho siempre que de nada sirve. De hecho, se opuso a instalar filtros en los aeropuertos, porque, argumenta, el virus de cualquier forma iba a entrar al país.

Biden ya tiene sus fronteras cuidadas ¡y gratis!, como Trump.

Andrés Manuel dijo ayer en Veracruz que no se dio nada a cambio de las vacunas.

-¿Qué se va a dar a cambio?

Lo que hemos dado siempre: amistad y cooperación.

Esa es la cooperación.

Biden es como todos los presidentes de Estados Unidos.

López es como todos los presidentes de México.

 

No habrá carro completo para Morena: Monreal

Ricardo Monreal, coordinador de Morena en el Senado, reconoció ayer lo evidente: en las elecciones intermedias de junio Morena ya no arrasará como lo hizo en 2018, aunque dice que se va a confirmar la tendencia de estos tres años.

Es decir, que dominará el partido que inventó López Obrador.

– Sí será una contienda electoral más competida, con márgenes más cerrados, pero no le va a quitar el carácter refrendatorio al gobierno. Siempre en la etapa intermedia se mantiene la esperanza en un porcentaje amplio, se mantiene también la intención de refrendar o no el proceso en el que están involucrados los integrantes de un pensamiento político, dijo.

 

Vámonos: ¿Cómo le va ya en primavera?

Desde las 3:00 horas entró la nueva estación.

Se ha ido ya el primer trimestre del año.

 

albermontmex@yahoo.es        @albermontmex