Cárdenas Palomino, el operador de García Luna; se inundan Atizapán y Tlalnepantla

Luis Cárdenas Palomino sabe más de la cuenta.

El director de Seguridad Regional de la Policía Federal en el gobierno de Felipe Calderón y operador de Genaro García Luna fue detenido ayer y enviado de inmediato al penal de máxima seguridad del Altiplano.

Lo acusan, paradójicamente, de tortura a un grupo de malandrines, encabezado Mario Vallarta Cisneros, hermano de Israel Vallarta Cisneros, y Sergio Cortéz Vallarta, sobrino de Mario e Israel, para obligarlos a firmar confesiones.

Israel es el novio de Florence Marie Louise Cassez Crépin, la secuestradora francesa que liberó Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación, por órdenes de Enrique Peña Nieto al comenzar su sexenio.

El mexiquense quería reanudar la relación con Francia, rota con Calderón y Sarkozy, y regaló la liberación de Cassez a François Hollande.

Cárdenas Palomino era el encargado de resolver secuestros en el sexenio calderonista.

De hecho, participó en la liberación de Rubén Omar Romano,  entrenador de Cruz Azul plagiado por más de tres meses.

Entonces, el presupuesto para la Secretaría de Seguridad era sin límites. Los mandos responsables de Inteligencia y combate al crimen organizado y secuestro tenían recursos para rentar vehículos, para pagar alambreadas -espionaje telefónico- y hasta testigos, lo que terminó en el sexenio de Enrique Peña Nieto.

La Secretaría de García Luna manejaba más recursos que cualquier otra dependencia, porque la guerra contra el narcotráfico y el crimen eran una obsesión para Calderón.

 

Los montajes

A Genaro García Luna, jefe de la Policía Federal y luego secretario de Seguridad Pública con Calderón, le gustaban los montajes.

Así armó el de la detención en vivo de la banda Los Zodiacos, de Israel Vallarta Cisneros y su novia Florence Cassez, en un rancho de la carretera libre a Cuernavaca.

De igual modo, el rescate de Romano.

Al entrenador ya lo habían liberado horas antes, pero a García Luna se le ocurrió transmitir en vivo desde Iztapalapa, donde se encontraba.

Hoy, García Luna está preso en Nueva York, donde es procesado por sus presuntos lazos con el crimen y por dar protección al cártel de Sinaloa, de Joaquín El Chapo Guzmán Loera

Su carrera policiaca quedó marcada por el tiroteo en el aeropuerto internacional de la CDMX, en el que cinco policías federales se enfrentaron a tiros por un cargamento de cocaína.

A Cárdenas Palomino lo acusaron de proteger, junto a García Luna, al cártel de Sinaloa, con quien existía un pacto de no agresión para que éste les ayudara en su combate al narcotráfico en el sexenio calderonista.

Al dejar la policía se refugió con Ricardo Salinas Pliego, con quien fungió como el responsable de seguridad de Televisión Azteca y de la del empresario.

El operador de García Luna está implicado en los manejos de su jefe, pero también es un hecho que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador lo utiliza para golpear a Calderón.

 

Inundaciones en Tlalnepantla y Atizapán

Como en 2009, cuando Valle Dorado sufrió una de las peores inundaciones en su historia, la zona de Tlalnepantla y Atizapán, en el Estado de México, se inundaron ayer debido a una tormenta y granizada pocas veces vista.

Los cuerpos de rescate y auxilio municipales de Raciel Pérez Cruz y Ruth Olvera, actuales alcaldes de Morena, fueron rebasados.

Y pese a los llamados de auxilio de los habitantes de la zona, tardaron hasta cuatro horas en desazolvar y en apoyar. Cientos de casas sufrieron daños.

El hospital de Atizapán tuvo que ser desalojado por el agua,  que anegó las instalaciones.

Y el gobierno de Alfredo del Mazo también tardó en apoyar.

 

Vámonos: Jorge Ramos volvió al ataque. Y lo hizo con estadísticas y cifras del gobierno. López Obrador, titubeante, dijo tener otros datos.

 

albermontmex@yahoo.es             @albermontmex