Cruz Azul deja la mesa puesta

Derrota a Tigres y pone un pie en semifinales

La Máquina enfría el Volcán y deja moribundos a los universitarios.- Goles de Escobar, Cabecita y Romo; descuenta Pizarro

SAN NICOLÁS DE LOS GARZA, NL.- Con inteligencia y un Jonathan Rodríguez en modo letal, el Cruz Azul se metió al estadio Universitario y domó a los Tigres (1-3), en la ida de los Cuartos de Final del Torneo Guard1anes 2020.

Una victoria clara y contundente para los cementeros, que ponen un pie en semifinales, porque obligan a Tigres a ganar en el Azteca por tres goles, algo que luce muy complicado.

Se respiraba nerviosismo, pero regiomontanos y capitalinos le pusieron intensidad desde el primer minuto de juego, por lo que no fue una noche sencilla para los arqueros.

Tanto Nahuel Guzmán como José de Jesús Corona fueron exigidos por las peligrosas llegadas que se repartieron las ofensivas, ya que el encuentro fue de idas y vueltas.

Sin embargo, el más efectivo del primer tiempo resultó ser el cuadro cementero, que además de adelantarse en el marcador, tuvo menor posesión del balón, apenas el 30 por ciento y una actitud más pasiva.

Mientras que los regios, con la posesión del 70 por ciento, lucían desesperados a la hora de llegar al sector rival y no concluir sus jugadas. El desgaste físico era evidente, además de que pocos balones llegaron a los pies de su hombre gol, el francés André-Pierre Gignac.

 

LA MÁQUINA CARGÓ EFECTIVIDAD

Al menos, dos claras tuvieron los norteños, una a los 15 minutos, en una jugada que por poco termina en autogol de Adrián Aldrete, por un rebote de balón que Corona apenas logró retener. Después, a nada de irse al descanso, el arquero celeste alcanzó a desviar un tiro centro que voló peligrosamente sobre su travesaño.

Pero los azules, analíticos, encontraron el momento ideal para presionar las líneas contrarias y hacer daño prácticamente con su primera llegada de gol, después del aviso que Orbelín Pineda dio al meterse en el área y buscar la falta de Guzmán (26’), mas el árbitro Diego Montaño no se la compró.

Pero a la media hora, Juan Escobar sacó un riflazo que dejó viendo visiones a Nahuel Guzmán y abrió el marcador.

La alegría celeste estalló de alegría por saberse cerca del objetivo, mientras que Escobar corrió y dedicó el tanto al bebé que viene en camino en su hogar; tercer gol del sudamericano en lo que va del torneo.

Pese al júbilo y el gol de ventaja, los ánimos se incendiaron en el ‘Volcán’ apenas el juez central mandó a los equipos a sus respectivos vestidores. Jonathan Rodríguez se retiraba con pleito con elementos de los felinos y con sus propios compañeros cruzazulinos que sólo intentaban calmarlo.


ZARPAZO A CAPITALINOS

Para la segunda mitad, los Tigres se creían con el quita risas, cuando apenas reiniciadas las acciones, Guido Pizarro mandó el esférico a las redes.

A los 53 minutos, Julián Quiñones ya le había ganado el uno a uno a Corona, pero su perfil no le quedó cómodo para disparar a la solitaria portería, por lo que intentó asistir en corto a Gignac, aunque al francés ya le había caído la doble marca de los centrales y la oportunidad se perdió.

Sin embargo, La Máquina ya había detectado los lados vulnerables del cuadro de la UANL, la defensa, y en plena posesión de los regios supieron romper la paridad de la pizarra.

 

“CABECITA” NO PIERDE EL GOL

La Máquina dio un latigazo y aprovechó la falla de Diego Reyes, para que Jonathan Rodríguez le devolviera la ventaja a los cementeros.

Y con más que los Tigre rezaron por el milagro, éste no llegó, ni en la jugada más polémica: una supuesta mano de Romo en el área, precedida por un disparo de Pizarro que picó primero en el travesaño y luego en la línea de gol. Pero, con la ayuda del VAR, Diego Montaño mantuvo la justicia deportiva y no se dictaminó la pena máxima, ya que el contención de los celestes la rechazó correctamente, casi con la cara.

 

TERCERO EN LA FRENTE

Aunque la mayor parte del 1-2 fue culpa de la pésima labor de Reyes -que salió de cambio por Jesús Dueñas-, Cruz Azul exhibió nuevamente a la zaga y Luis Romo puso el 1-3 a los 70.

El gol de Romo terminó por diluir toda presión localista, pese a los cambios del “Tuca” Ferretti en una fallida intención de refrescar a su plantilla, pero los de Siboldi ya tenían a los felinos bajo control y moralmente destruidos.

 

LOS GOLES

0-1, minuto 30. Roberto Alvarado dio un pase en corto a su derecha, donde arribó puntualmente el paraguayo Juan Escobar, a quien sólo le tomó un par de segundos para perfilarse y sacar un riflazo que superó los reflejos del “Patón” Guzmán.

1-1, minuto 46. No se llegaba al minuto de la reanudación cuando el local ya presionaba y lo emparejaba. Guido Pizarro, en un centro al área, saltó y de cabeza mandó el balón al fondo de las redes de “Chuy” Corona, quien no supo cómo reaccionar en la acción.

1-2, minuto 54. Una jugada -a tres toques- le dio la ventaja a los capitalinos. Un pase desde el medio campo superó a Diego Reyes, el “Cabecita” Rodríguez tomó el balón, se quitó la barrida de Reyes y el achique de Guzmán, y con marco abierto mandó a las redes.

1-3, minuto 70. La escuadra visitante volvió a exhibir a la zaga con una genialidad de Luis Romo a pase de Alvarado (70’), quien puso el 1-3 tras darse una media vuelta y rematar cruzado a la puerta de Guzmán.