Cuesta inseguridad 300 mmdp; hay 21.2 millones de víctimas

El autoconfinamiento decretado por el gobierno federal como medida para evitar el contagio por Covid-19 derivó en que se redujera el impacto de la delincuencia en México durante el 2020, por lo que se registraron 27.6 millones de delitos que afectaron a 21.2 millones de personas mayores de 18 años y tuvo un costo de casi 300 mil millones de pesos.

El robo en calle y transporte público fueron los principales delitos y el fraude por medios tecnológicos tuvo un alza considerable, y en delitos sexuales las mujeres fueron más vulneradas al registrar una tasa de incidencia de tres mil 140 delitos por cada cien mil mujeres, cifra inferior a los cuatro mil 752 estimados en 2019, y  se contabilizaron ocho delitos sexuales cometidos a mujeres por cada delito sexual cometido a hombres.

Julio Santaella, presidente del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), señaló lo anterior al dar a conocer los resultados de la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE), se indicó que lo anterior representa una tasa de 1.3 delitos por víctima, cifra ligeramente inferior a los 1.4 reportados en 2019.

De esta forma, el número de víctimas por cada 100 mil habitantes (uno de los principales indicadores que se genera con las encuestas de victimización y que se conoce también como prevalencia delictiva), fue de 23 mil 520 víctimas por cada cien mil habitantes en 2020; cifra inferior a las 24 mil 849 víctimas reportadas en 2019.

La Encuesta reveló que el costo total a consecuencia de la inseguridad y el delito en hogares representó un monto de 277 mil 600 millones de pesos, equivalentes a 1.85 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) de todo el país, por lo que la inseguridad pública le costó siete mil 155 pesos a cada persona afectada por las delincuencia en 2020.

Mientras que las medidas preventivas presentaron un gasto estimado para los hogares de 92 mil 400 millones de pesos, mientras que las pérdidas por el valor de objetos robados ascendió a los 185 mil 200 millones de pesos.

En la Encuesta se señala que la principal medida de prevención del delito fue cambiar o colocar cerraduras o candados (23.8 por ciento), seguido por cambiar puertas o ventanas (19.6 por ciento), instalar rejas o bardas (13.5 por ciento), realizar acciones conjuntas con sus vecinos (10.5 por ciento) y por último comprar un perro guardián (4.6 por ciento).

Las víctimas de robo total de vehículos tuvieron una pérdida promedio de 30 mil 573 pesos, mientras que las personas que sufrieron algún tipo de fraude perdieron alrededor de ocho mil 817 pesos por cada estafa.

Las extorsiones provocaron que cada víctima perdiera siete mil 289 pesos, lo que representa un incremento de 57.1 por ciento con respecto a los cuatro mil 638 pesos que se reportaron en 2019, según la Encuesta.

Los estados que reportaron las mayores tasas de prevalencia delictiva por cada 100 mil habitantes fueron la CDMX con 33 mil 344 víctimas; Estado de México con 32 mil 501; Tabasco con 27 mil 76; Aguascalientes, 26 mil 876 y, Jalisco con 25 mil 764 víctimas.

Los delitos con mayor incidencia el año pasado por cada 100 mil habitantes fueron robo o asalto en calle o transporte público con seis mil 899 delitos; fraude con cinco mil 904 delitos; extorsión, cinco mil 160 delitos y robo total o parcial de vehículo con tres mil 243 delitos.

De acuerdo al INEGI, en 2020 se denunció el 10.1 por ciento del total de los delitos, para los cuales el Ministerio Público inició una carpeta de investigación en 66.9 por ciento de los casos; en el mismo año, se abrió una carpeta de investigación en 6.7 por ciento del total de los delitos registrados, lo cual indicó una reducción de 7.6 por ciento interanual.