Decretazo de AMLO: obras, por seguridad nacional; Sheinbaum, en plena campaña

De interés público y seguridad nacional.

Por decreto.

Por decisión de Andrés Manuel López Obrador.

Un blindaje ante el temor a no concretar sus proyectos por la inconformidad vía legal de diversos sectores, principalmente de la oposición conservadora y aspiracionista.

¿Se imagina que Enrique Peña Nieto o Felipe Calderón Hinojosa lo hubieran hecho?

Las benditas redes sociales los hubieran destrozado.

Los fieles de Andrés Manuel ya tenían respuesta desde ayer, cuando se conoció la publicación del decreto en el Diario Oficial.

-Es que si no lo hace no lo van a dejar trabajar.

-Es que los conservadores quieren que fracase.

-Es que mi cabecita de algodón es muy inteligente.

Y más.

Jamás reconocerán que López Obrador se ha convertido en lo que juró combatir y extinguir:

En una versión 2021 del PRI y del PAN.

Sí, del PRIAN.

Hoy defenderá -cuando usted lea esta columna ya lo hizo- a nivel nacional su decreto, en la conferencia de Palacio.

No hay justificación para tal decisión.

Desde anoche, el ex ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), José Ramón Cossío, aseguró en twitter, que el decreto es evidentemente inconstitucional.

Sheinbaum: ¡right now!   

Claudia Sheinbaum Pardo ya se vio.

Después de la serie de halagos de Andrés Manuel, ya se la creyó y ha intensificado su campaña no oficial y al margen de la ley.

López Obrador comenzó a placearla.

La llevó a la mañanera de Palacio, aunque el tema central no fuese la Ciudad de México.

Comenzó a llevarla a giras con el pretexto de que la capital del país es ejemplo en la vacunación contra Covid-19.

Luego ella decidió irse -evidentemente con la bendición del que vive en Palacio Nacional- y acudió a las tomas de posesión de gobernadores.

Eso sí, dijo, pagado por ella y en su tiempo libre.

Y vinieron las entrevistas internacionales.

Primero con la BBC, en la que sacó las mejores frases en inglés que aprendió en la escuela bilingüe a la que asistió en su adolescencia, como “¡Right now!” o “That’s right”.

Pero el remate fue El País.

Con un vestido de los que jamás utiliza -basta recordar cómo ha llegado a su conferencia matutina con su pantalón hasta sin dobladillo- maquillada y peinada -producida, se dice en el argot- aparece en portada con la cabeza El Futuro de México.

Similar, por no decir igualita, a la portada de Peña Nieto en la revista Time.

Aquella de 2014, en la que la cabeza era Saving Mexico o Salvando a México.

Sheinbaum Pardo, como la mayoría de sus correligionarios, dice ser diferente. 

No lo es.

Vámonos:  Falta un mes y siete días para que se lleve a cabo el cambio de presidentes municipales en el Estado de México. Morena perdió el otrora Corredor Azul, que será gobernado por la coalición PAN-PRI-PRD. 

El relevo es el 1 de enero. 

albermontmex@yahoo.es       @albermontmex

Deja una respuesta