Dictan condena a jugador NBA

El escolta-alero de los Timberwolves de Minnesota, Malik Beasley fue condenado este martes por un juez a cumplir con 120 días de cárcel después que concluya la temporada regular, tras declararse culpable de un delito grave de amenazas de utilizar la violencia.

Sin embargo, el abogado de Beasley, Steven Haney, a través de un comunicado dijo que su cliente podría cumplir la sentencia mediante confinamiento en su residencia, debido a que el delito grave podría reducirse a un delito menor al final de su libertad condicional.

Bajo un acuerdo de culpabilidad, los fiscales acordaron retirar los cargos por delitos graves de drogas contra Beasley.