Directiva celeste: muy mal

24, enero 2023

César Martínez

Malos mensajes, envía Cruz Azul a su noble y numerosa afición.

Decisiones que tienen que ver con el tema cancha y fuera de ella, que no podrían tener otra consecuencia que no fuera el inicio tan titubeante de torneo.

Arrancado con lo deportivo:

Para un plantel corto de calidad, sensaciones negativas deja el que hayas traído dos refuerzos extranjeros, quienes llevan dos meses entrenando con el equipo, para luego no darles la oportunidad de iniciar un juego y sí minutos de partido en los que pasa muy poco con ambos.

Evidente que no han llenado las expectativas del entrenador. Por lo menos así se entiende.

En el transcurso, las bolas de humo que involucraron el interés por Luis Suárez primero, Radamel Falcao después, pasando por el ecuatoriano Enner Valencia, para terminar jugando la fecha tres contra Necaxa con Tabó como centro delantero titular e Iván Morales como relevo.

Pero lo que escapa de cualquier consideración, es anunciar la sanción de cuatro juegos (nunca hicieron un pronunciamiento oficial, pero “el que calla otorga), para Julio César Domínguez y luego de dos partidos, levantarlo, con el argumento de, “el técnico decidió jugar con línea de 5 y lo necesitamos”.

Nunca entendió la presente directiva el genuino enfado de una afición que los acompaña a través de la televisión, en los estadios y en las desgracias.

Por si fuera poco, luego de un partido mediocre, el regaño del técnico, haciéndose el incomprendido, pues una gota que puede derramar cualquier vaso.

Oídos sordos, sensibilidad cero y nula transparencia alrededor de un equipo que pierde gas en la cancha semana a semana y no es representativo hoy, de una gran historia como han sido la mayoría de sus años, en la primera división.

FIGURA

A través de la pantalla de Hi-Sports tengo la fortuna de transmitir la Copa de Francia y con ello la participación del PSG en la misma.

El lunes frente al modesto Pyas de Casell de la sexta división de aquel país, los parisinos se ensañaron con un 7-0 que refleja la seriedad que le pusieron al juego.

Somos como aficionados al futbol, dados a admirar el estilo de vida de las grandes estrellas mundiales.
Vemos con envidia de la buena (si es que existe), sus estilos de vida, sus bienes materiales y los beneficios que trae la fama.

Lo más positivo del caso es sentirnos atraídos por la voracidad que lucen partido a partido por ser los mejores. Por entregar su mejor versión y obtener los mejores números posibles.

El delantero francés del PSG anotó 5 goles, falló uno, le anularon otro y a lo largo del duelo se mantuvo con las luces altas, como queriéndose ganar un puesto titular.

Un ejemplo total de actitud, en un juego que no pasará a su historia grande ni macará su destino, pero que ejemplifica la clase de atleta que se debe ser, para llegar tan alto.

Twiter: @Cesarmartinezmx
Insta: CesarmartinezOfi

 

Deja una respuesta