El deportista naútico “Toñejo” Rodríguez es condecorado por España en Miami

Miami, 17 jun (EFE).- El deportista español Antonio “Toñejo” Rodríguez González, que comenzó su carrera en el motociclismo y, tras quedar parapléjico en un grave accidente en 1990, se convirtió en “uno de los más extraordinarios pilotos” de la motonáutica en España, fue condecorado este viernes en Miami (EE.UU.).

El cónsul general de España en Miami, Jaime Lacadena, le impuso a “Toñejo” la cruz de oficial de la Orden de Isabel la Católica en una ceremonia celebrada en su residencia.

Subcampeón mundial de motonaútica en la modalidad “modified” en 1996 y campeón de España en 2000, “Toñejo” se declaró “emocionado” por esta distinción que no se esperaba y de la que fue informado durante la reciente visita del buque-escuela “Juan Sebastián de Elcano” a Miami.

A bordo del barco de la Armada española y en presencia de la reina Sofía, “Toñejo” recibió la noticia de parte del cónsul general durante una recepción.

Fue para él una total sorpresa, según dijo a EFE.

“Toñejo” Rodríguez esta radicado desde 2010 en Miami, cuyas autoridades le distinguieron previamente con la Llave de Oro y le declararon “Ilustre Residente de la Ciudad” en reconocimiento a su labor deportiva y periodística, y donde ha ejercido como director deportivo y otros puestos en el equipo LaGlisse, campeón del mundo junior en Moto3.

Actualmente trabaja como corresponsal en Miami para el grupo Luike, que posee revistas del mundo del motor como “Evo”, donde publica además una columna titulada “Las cosas de Toñejo”, y da conferencias sobre superación a niños y empresarios.

Su sueño en este momento es conseguir un patrocinio para volver a participar en el Dakar con un camión de carreras, como ya hizo en otras dos ocasiones, según dice a Efe.

La Real Federación Española de Motonáutica considera a “Toñejo” uno de los pilotos más extraordinarios de la historia de ese deporte.

Rodríguez comenzó su carrera deportiva en el motociclismo. En 1990 a tres kilómetros de la meta y en primera posición del Raid Quinto Centenario sufrió un accidente que lo dejó paralítico.

Después de lesionarse la columna empezó a competir en moto de agua, y llegó a ganar a participantes que no tenían ninguna discapacidad.

En 1995 tuvo otro accidente, según dice “el más grave de su vida”, mientras competía en el campeonato europeo, y casi pierde una pierna a consecuencia de una septicemia que se le declaró tras ser chocado por otro competidor.

Finalizada su etapa de piloto, entró a formar parte de la Real Federación Española de Motonáutica, en la que da conferencias a los miembros federativos, pilotos y clubes y es el encargado de redactar y actualizar todos los reglamentos.

Colabora estrechamente con varias Fundaciones sin ánimo de lucro como Fundación lo que de verdad importa, Fundación también, Fundación Telefónica o Fundación Randstad, que impulsan la inclusión efectiva de las personas con discapacidad con el fin de lograr una sociedad más igualitaria.

Es también colaborador del Centro Cultural Español de Miami para la promoción de la cultura española en los Estados Unidos. EFE