En enero 2021 en marcha primera fase del rediseño del espacio aéreo para el Sistema Aeroportuario Metropolitano

Será hasta enero próximo, cuando Servicios a la Navegación en el Espacio Aéreo (SENEAM), en coordinación con la Agencia Federal de Aviación Civil (AFAC), pondrá en marcha la primera fase del rediseño del espacio aéreo para el Sistema Aeroportuario Metropolitano (SAM), no obstante que inicialmente se aseguró que ello sería en este mes de diciembre.

En reunión con representantes de la Agencia Federal de Aviación Civil, de la IATA, Canaero, NAVBLUE, OACI, de pilotos, de aerolíneas, especialistas en aeronavegación, operadores de aviación general, aviación militar, entre otros, se tomó la determinación de reprogramar el arranque de la primera fase del rediseño del espacio aéreo en el Valle de México, que contempla los aeropuertos internacionales de la Ciudad de México (CDMX), Toluca y el Felipe Ángeles.
Se aseguró que el nuevo espacio aéreo ha sido evaluado utilizando sistemas de simulación acelerada y probado en simuladores de vuelo por pilotos nacionales y extranjeros en rediseño, en diferentes escenarios, a fin de asegurar el cumplimiento de los criterios de gestión de calidad y la metodología para evaluación de la seguridad operacional que garanticen la viabilidad desde el punto de vista del vuelo.

Con ello, “se asegura la interoperabilidad aérea y facilita el trabajo simultáneo, actual y futuro de los aeropuertos internacionales de la AICM, de Toluca y Santa Lucía”, indicó SENEAM.
Se aseguró que el nuevo espacio aéreo ha sido evaluado utilizando sistemas de simulación acelerada, en la que se destaca que el SAM tendrá una capacidad suficiente para atender hasta 125 millones de pasajeros al año.
El proyecto incluye un análisis de la orografía del Valle de México, por el cual se identificaron los obstáculos en la cercanía de los tres aeropuertos, con base en imágenes satelitales de alta resolución y mediciones físicas, a fin de garantizar la seguridad operacional aérea.
De los beneficios de usar este nuevo espacio aéreo, según se indicó, se encuentra la reducción en la transmisión por radio frecuencia, rutas más predecibles y disminución en la carga de trabajo para pilotos y controladores de tránsito aéreo, quienes actualmente son capacitados por SENEAM, que ha dado un impulso sin precedentes a la profesionalización ante la creciente demanda de personal altamente especializado en servicios de Control de Tránsito Aéreo, Meteorología e Información de Vuelo, y en general en la navegación aérea nacional e internacional, pues el propósito es salvaguardar la seguridad en el traslado aéreo de personas y bienes en territorio mexicano.