Estado de Derecho, o ¿Estado de Andrés Manuel?

GABY SALIDO

Al asumir la administración del país, el líder de Morena y los integrantes de ese partido, no dudaron en autoproclamar su movimiento como la Cuarta Transformación o 4T; y tomaron como pretexto luchar contra la corrupción para ejecutar acciones que violan derechos y están por encima de la Constitución.

Muy peligroso ha resultado el doble discurso con el que se ha dirigido al país los últimos cuatro años; pues no cabe duda que la figura mesiánica forjada en la 4T se ha tomado muy enserio su papel, incluso considera que su autoridad viene de Dios y no de la gente; pues cada decisión que toma, da la espalda a la ciudadanía y le quita derechos.

Si no fuera así, cual es la razón de vivir en el Palacio Nacional como si estuviéramos en una monarquía; el Gobierno no actuaría sin fundamentos, como si de una autocracia se tratara, y tampoco se pondría al ejército en la calle si no quisiera llegar al autoritarismo.

Recientemente los habitantes de la Alcaldía Álvaro Obregón, son considerados delincuentes ya que la Fiscalía les señala conductas que desestabilizan al Estado; ¿El motivo real? habitar su casa y usar su patrimonio; por lo que son perseguidos por delincuencia organizada.

La mayor de las traiciones al pueblo de México, se va a cometer cuando la 4T prive de los derechos más importantes para las personas, después del derecho a la vida: la libertad y su patrimonio; y explico por qué:

Por un Decreto de 1907 se obliga a los habitantes de Santa Fe a dar sus inmuebles al Gobierno, desconociendo su derecho a la propiedad privada; y son acusados de Terrorismo por vivir en la zona y desestabilizar al país; lo grave es que la Constitución ordena prisión preventiva oficiosa, y en consecuencia no perderán solamente su casa, sino también su libertad.

¿Dónde está la política de abrazos, no balazos? ¿Será que solo aplica para verdaderos delincuentes? Mientras que la ciudadanía tiene que defenderse del autoritarismo del Estado

No es casualidad que hace unas semanas ese tema se discutiera en la Suprema Corte de Justicia, como tampoco es casualidad el interés de la Fiscalía General por esos predios, pues están a un lado de lo que será la nueva sede de esa institución; lo que han llamado “El Parque Nacional de la Justicia”.

De concretarse esta atrocidad, ese espacio será un monumento a la ilegalidad, y el más voraz de los atropellos inmobiliarios que haya visto la Ciudad de México; pues la lotificación actual de esos terrenos incluye espacios habitacionales, complejos comerciales como Centro Santa Fe, infraestructura para servicios y también espacios académicos como la Universidad Iberoamericana.

No cabe duda que existe uso de los entes del Estado para perseguir a quienes la 4T considera sus enemigos o enemigos de su movimiento, confirmando que hoy la lucha no es contra las instituciones de la democracia, sino en contra de la ciudadanía sin razón suficiente.

Con esos actos comprobamos que la 4T es como un lobo con piel de oveja que culpa de todo a las administraciones pasadas, ocultando sus verdaderas intenciones, pues usa un falso discurso para engañar a la ciudadanía.

Concluyo esta reflexión con 3 ideas:

1. Mientras el Gobierno Federal quiere arrebatar propiedades que legalmente adquirió la ciudadanía; el Gobierno CDMX quiere legitimar los asentamientos humanos irregulares.

2. La voracidad inmobiliaria que persigue la Jefa de Gobierno, está orquestada desde la Fiscalía General con el consentimiento de la Presidencia.

3. Ya olvidaron que “al margen de la Ley, nada; y por encima de la Ley, nadie”.

A pesar de jurar cumplir y hacer cumplir la Constitución y las leyes, diariamente las infringe, pues actúa como el famoso Luis XIV de Francia, conocido como Rey Sol, pensando que el Estado es él, reclamando poder y propiedades que no le corresponden.