Forzoso que EU y Rusia aclaren revisión nuclear

SEGÚN LA ONU

Exige la Organización de Naciones Unidas que los inspectores retomen su trabajo para verificar el tratado entre ambas naciones

Naciones Unidas.- La ONU pidió este martes a Estados Unidos y a Rusia que resuelvan cuanto antes los supuestos problemas que llevaron a Moscú a suspender las inspecciones de sus instalaciones nucleares por parte de Washington en el marco del tratado Nuevo Start, que limita el número de armas atómicas de ambos países.

El portavoz Stéphane Dujarric recordó que este tratado es “el último” acuerdo bilateral para el control de armas nucleares que queda vigente entre las dos grandes potencias atómicas y constituye “un elemento esencial” de la arquitectura internacional de paz, seguridad y desarme.

“Las dos partes tienen que resolver todas las cuestiones sobre el acceso y permitir que los inspectores retomen su inestimable trabajo para verificar este tratado”, señaló Dujarric a preguntas sobre el anuncio ruso.

El Ministerio de Exteriores de Rusia anunció el lunes la suspensión temporal de las inspecciones de sus instalaciones por parte de EU., lo que justificó asegurando que las sanciones impuestas al país con motivo de la invasión de Ucrania le están impidiendo realizar en territorio estadounidense las inspecciones contempladas en el tratado.

El portavoz de la ONU recalcó que “es responsabilidad de todos” que el Nuevo Start se aplique en su conjunto y advirtió que esta situación se da en un momento de especial tensión, en el que la cuestión de las armas nucleares vuelve a estar en el centro de atención.

La semana pasada, el secretario general de la organización, António Guterres, avisó que el mundo está “a (distancia de) un solo malentendido o un error de cálculo de la aniquilación nuclear”.

El tratado Nuevo Start limita el número de armas nucleares estratégicas de cada país, con un máximo de 1.550 cabezas nucleares y 700 sistemas balísticos, y fue renovado por 5 años poco después de la llegada de Joe Biden a la Casa Blanca.

El presidente estadounidense propuso este mes a su homólogo ruso, Vladímir Putin, comenzar a negociar “de inmediato” un nuevo tratado de sustituya al Nuevo Start, que expira en 2026, una oferta que por ahora ha sido puesta en duda por Rusia.

EN MEDIO DEL HURACÁN

La tensión en torno a la central nuclear ucraniana de Zaporiyia, la mayor de Europa, controlada por el Ejército ruso, ha sacado a la luz el enorme peligro del recrudecimiento de los combates en el sur del país, región que Rusia quiere anexionarse al igual que el Donbás (este).

“Las medidas de defensa antiaérea serán reforzadas”, dijo el dirigente prorruso de Zaporiyia, Yevgueni Balitski, en declaraciones a la televisión pública rusa al referirse la situación de la central, que cuenta con seis reactores nucleares.

Según Balitski, actualmente la planta “funciona con normalidad”, después de que fueran reparadas las líneas eléctricas y las naves de la infraestructura que fueron dañadas en el ataque del viernes pasado, del que Rusia acusó al Ejército ucraniano.

“No se puede ignorar los obvio: la situación se torna más peligrosa con cada día que pasa”, advirtió la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, María Zajárova en una declaración reciente y respecto al conflicto con EU.