Frío extremo en EU deja sin luz a 5 millones en México

No fueron 400 mil, como dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador, en un principio, sino 4.7 millones de usuarios los que resultaron afectados este lunes, en el norte del país, -en donde se tienen 7.2 millones de clientes-, por el apagón que se tuvo por un nuevo “desbalance”, ahora provocado por la ola de frío extremo que se vive en Estados Unidos, y que provocó la falta de suministro de gas proveniente del estado de Texas.

“Ante el recrudecimiento de las temperaturas extremas en los Estados Unidos y particularmente en Texas, donde una parte de la población no cuenta hoy con electricidad, comenzaron cortes significativos de suministro de gas por congelamiento de ductos en la zona norte del país que afectaría centrales de generación con gas en Sinaloa, Sonora, Durango, Chihuahua, Saltillo y Nuevo León”, indicó la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

No obstante, señaló que con sus reservas, se encuentra inyectando gas a centrales estratégicas de soporte en Chihuahua y Nuevo León para evitar “mayores afectaciones”, además de que, sostuvo, “ha puesto a disposición” del Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) “toda la energía proveniente de otras fuentes de generación”.

“Con un equipo en México y los Estados Unidos, se encuentra trabajando en el restablecimiento y normalización de suministro de gas natural desde los Estados Unidos”, reiteró la CFE, aunque para después del mediodía, se aseguró que ya se había restablecido el servicio a 2.6 millones de clientes. Alrededor de 65 por ciento.

En videoconferencia de prensa, la empresa paraestatal dijo tener disponibles más de 11 mil 328 megawatts (MW) de energía proveniente de otras fuentes de generación, como hidroeléctricas –siete mil 457 MW-, para restablecer el servicio eléctrico a los usuarios afectados en el norte del país ante la falta de suministro de gas natural proveniente de Texas.

Además, se sumará la capacidad de las centrales carboeléctricas y cargamentos de gas natural a través de dos embarcaciones en Manzanillo y Altamira.

Se indicó que las centrales generadoras que la CFE ha puesto a disposición del Centro Nacional de Control de Energía (CENACE) para hacer frente a esta contingencia, son Tula, Salamanca, Manzanillo, Baja California I, II, III, IV y V; Topolobampo, Guerrero Negro  y Puerto Libertad en el noroeste del país; Altamira, Samalayuca, Lerma, Villa de Reyes y las centrales de la península de Yucatán, como Mérida y Valladolid; además de las centrales hidroeléctricas.

En su momento, Guillermo Nevárez Elizondo, director general de CFE Distribución, precisó que de los  siete millones 177 mil 549 usuarios que se tienen en la región norte del país, resultaron afectados cuatro millones 766 mil 901 y hasta el momento se ha restablecido el servicio eléctrico al 65 por ciento.

Las actividades de restablecimiento continuarán conforme a las instrucciones que emita el Cenace para garantizar la estabilidad del Sistema Eléctrico Nacional.

Mientras que Miguel Santiago Reyes Hernández, director General de CFEnergía y CFE Internacional, explicó que la falla es ajena a la CFE, siendo la principal causa las bajas temperaturas en Texas por un vórtice polar, que ha puesto en alerta máxima (nivel 3) a este estado y afectó la importación de gas natural a México ante el congelamiento de ductos y yacimientos.

Frente a este fenómeno climatológico, las energías renovables en algunas zonas de Texas salieron de operación y se incrementó su demanda de gas natural en un volumen equivalente a todo el consumo de México.

“No es un problema de la CFE, es una situación presente en Estados Unidos y que, por la relación e interconexión con ellos en materia de suministro de gas natural, así como la comunicación con las líneas de transmisión, ha provocado que hoy se tengan interrupciones en el norte del país”, explicó Reyes Hernández.

Se indicó que todavía este martes se esperan afectaciones mayores; por ello, se ha puesto a disposición del Cenace toda la energía disponible de la CFE para restablecer a los clientes afectados y alimentar las instalaciones estratégicas del país, como hospitales y clínicas.

Ante esa situación, el directivo de la CFE enfatizó la necesidad de fortalecer la autonomía de Pemex en materia de hidrocarburos para abastecer a la CFE y garantizar la confiabilidad del Sistema Eléctrico Nacional.

“En el área noreste tenemos 20 por ciento de generación de la CFE y 80 por ciento de generación privada, lo cual es relevante porque los privados estuvieron saliendo de funcionamiento desde la noche del domingo 14 de febrero. En casos como éste se hace notar el desbalance entre ambos”, apuntó Carlos Morales Mar, director corporativo de Operaciones.

Miguel Reyes, indicó que la CFE consume el 60 por ciento del total de gas natural que México compra a Estados Unidos y se encuentra atada a contratos de gas por 25 años, que cuestan 60 mil millones de pesos anualmente.

Carlos Andrés Morales Mar informó que durante el incidente salieron de operación cinco mil 323 MW, -tres mil 339 MW de los Productores Externos de Energía y mil 984 MW de la CFE-.