La esperanza llega a Acapulco en forma de cena de fin de año

Acapulco (México), 31 dic (EFE).- A horas de que termine el año en el balneario de Acapulco, en el estado mexicano de Guerrero, las calles han comenzado a mostrar un poco de esperanza, solidaridad y amor, después de que más de 500 personas de bajos recursos podrán disfrutar de una cena esta noche.

A pesar de que el balneario, el destino turístico más importante de México, ha sufrido uno de los peores años luego de que su economía se paralizara a finales del primer trimestre por la emergencia de la covid-19, la sociedad dio este fin de año una muestra de solidaridad.

“Lo hacemos para la gente que menos tiene y más vulnerable a esta situación que estamos viviendo (pandemia) y que de alguna manera puedan despedir el año que ha sido muy complicado”, dijo el director del Hotel Krystal Beach de Acapulco, René Ramírez.

La cena de fin de año consistirá de medio litro de pozole por persona, platillo típico de la región que se crea mediante un caldo con granos de maíz y carnes como pollo y puerco.

Además las familias también podrán disfrutar de un pollo relleno, ya que esta causa ha tenido mucha aceptación por lo que la sociedad regaló al hotel pollos enteros y cabezas de puerco para la comida.

“Es una bendición para todos que nos están regalando y les damos gracias, porque a veces uno no tiene para pasarla y somos 5 personas y gracias a Dios ya llevo la cena”, comentó Karina, una de las afectados en esta pandemia después de que su esposo se quedara sin trabajo.

La iniciativa de regalar comida a personas de bajos recursos inició en marzo, después de que el hotel cerrara operaciones en el puerto.

“Fue una iniciativa de los trabajadores del hotel el compartir la mesa y surge con la idea de hacerlo los días miércoles, y nos quedamos los tres meses dando alimento”, puntualizó René Ramírez.

Para María y su esposo, vendedores ambulantes en la playa, la cena no llegó a su casa ya que por la baja afluencia de turistas no han tenido ventas en varios meses, por lo que su cena comenzó en la banqueta del establecimiento.

“Creemos nosotros que la gente necesita solidarizarse, hay grupos muy vulnerables y la sociedad de Acapulco es muy amorosa, entonces entre todos podríamos hacer muchas cosas”, finalizó Ramírez.

Esta semana, las autoridades informaron que las playas del puerto permanecerán cerradas a partir de las 19 horas y hasta las 06:00 del día siguiente, hasta el 10 de enero, fecha en que termina la temporada decembrina, esto como medida preventiva para evitar más contagios por COVID-19

A pesar de que Guerrero cuenta con 25.862 casos confirmados hasta el día de ayer, Acapulco cierra el año con 42 % de ocupación hotelera. EFE