La India sobrepasa las 500.000 muertes oficiales por coronavirus

Nueva Delhi, 4 feb (EFE).- La India sobrepasó este viernes la barrera de las 500.000 muertes por coronavirus reconocidas oficialmente, una cifra que según los expertos podría ser en realidad muy superior, mientras descienden los casos diarios tras una tercera ola impulsada por la variante ómicron.

El país asiático registró 1.072 fallecimientos en las últimas 24 horas, según los últimos datos del Ministerio de Salud, elevando la cifra total desde el inicio de la pandemia a 500.055.

Sin embargo, varios estudios y expertos han apuntado que la cifra real de muertes podría multiplicar por diez los datos oficiales al haber pasado por alto las muertes fuera de los centros de salud, especialmente durante el caos desatado durante la virulenta segunda ola entre abril y mayo de 2021.

Un estudio publicado el pasado julio por el Centro para el Desarrollo Global (CDG) señaló entonces un exceso de muertes de entre 3,4 millones y 4,9 millones desde el inicio de la pandemia hasta el pasado mes de junio.

El país asiático registró este viernes 149.394 infecciones por coronavirus, menos de la mitad del pico de casi 350.000 alcanzado el pasado 21 de enero en plena tercera ola de la pandemia, elevando el total de contagios a 41,9 millones.

La India es el segundo país más afectado en términos absolutos por la pandemia, solo por detrás de Estados Unidos, que según la Universidad Johns Hopkins suma 75 millones de casos, mientras que en número de muertes el país asiático ocupa el tercer lugar por detrás también de EEUU, con 897.000 fallecidos, y de Brasil, con 630.000.

La variante ómicron se ha convertido en la dominante en varias metrópolis del país, según el Consorcio de Secuenciación del genoma del SARS-CoV-2 de la India (INSACOG), mientras que el sublinaje de ómicron, conocido como BA.2, se ha detectado en una fracción sustancial de la India.

Las autoridades indias han destacado sin embargo que ómicron es menos virulenta que la variante delta, predominante durante la segunda ola cuando el país superó los 400.000 casos y las 4.000 muertes diarias, con hospitales y crematorios colapsados.

El país asiático ha administrado más de 1.684 millones de dosis contra el coronavirus desde que comenzó su campaña de vacunación en enero del año pasado, aunque únicamente unos 724 millones de los cerca de 1.350 millones de habitantes del país han recibido la dosis completa. EFE