Liberar a Cassez lo ordenó Peña; AMLO quiere fuera al secuestrador

Por Alberto Montoya

Israel Vallarta fue detenido junto a su novia, la francesa Florence Cassez, en diciembre de 2005 en el rancho Las Chinitas de la carretera libre a Cuernavaca.

A las 6 de la mañana del 9 de diciembre, en el noticiario de Carlos Loret de Mola, en Televisa, fue transmitida en vivo la captura de la banda Los Zodiaco y liberados tres secuestrados.

El operativo fue encabezado por la Agencia Federal de Investigación (AFI), de Genaro García Luna, el ingeniero-policía consentido de Vicente Fox Quesada y de Felipe Calderón Hinojosa, en el siguiente sexenio, con quien llegó a secretario de Seguridad Pública.

Pablo Reinah, reportero, transmitía en vivo.

Resultó un montaje. La detención fue un día antes.

Ayer, en la conferencia de Andrés Manuel López Obrador se refriteó -término periodístico para llamar a la copia de un trabajo ya publicado o conocido- ese video.

Ese tema.

Y Olga Sánchez Cordero, entonces integrante de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), volvió a defender a Vallarta.

Quiere liberarlo.

Tal como hizo con la secuestradora.

Ella presentó el proyecto en la Corte y voto a favor de que dejara la prisión y se fuera

a Francia.

Un acuerdo de Enrique Peña Nieto con Francois Hollande, recompuso la relación México-Francia, dañada en el gobierno de Felipe Calderón, quien no aceptó la presión de para dejarla salir.

-Cassez se queda en México, dijo el entonces integrante del Partido Acción Nacional (PAN), como respuesta a la solicitud de Nicolás Sarkozy, presidente francés, antecesor de Hollande, quien quería llevársela.

-No existen las condiciones para que la pena impuesta por los tribunales mexicanos se cumpla de manera íntegra en Francia, por lo que no es posible acceder y otorgar el consentimiento mexicano, dijo en cadena nacional.

Sarkozy promovió con la defensa de la francesa, con base en el convenio de Estrasburgo, ser trasladada a su país de origen para cumplir la sentencia.

Calderón sabía que llegando a Francia sería liberada.

Peña Nieto, ya en su gobierno, cedió ante Hollande y ordenó a la Corte liberarla.

Así, la liberación de la secuestradora fue la condición.

La moneda de cambio.

Y, entonces, los abogados, los expertos en leyes y en torcerla, en hallar recovecos para beneficio del gobierno y del poder en turno, se sacaron de la manga la violación al debido proceso y ¡saz!, doña Olga votó a favor.

El argumento para dejar salir a la secuestradora confiesa y sentenciada fue que se violaron sus derechos -imagine cuántos miles de reos estarán en una situación similar- y de ahí los inistros de la Corte, en la que cobraba y se pensionó Sánchez Cordero, hallaron el camino a la impunidad y al arreglo político. No la dejaron salir por ser inocente.

Hoy, Andrés Manuel va por la liberación del novio, pese a que mexicanos secuestrados por él y su banda -Los Zodiaco- los reconocieron como quienes los privaron de la libertad.

Ezequiel Yadir Elizalde Flores y Cristina Ríos Valladares y su hijo Christian Hilario Ramírez Ríos fueron víctimas de Vallarta y Cassez.

Así lo declararon ante la autoridad.

¿Ellos, las víctimas, no cuentan?

Puede más un objetivo político -evidenciar el montaje de Carlos Loret, adversario conservador, según Andrés Manuel, incómodo para Palacio Nacional por su portal Latinus, donde hace mancuerna con Brozo -Víctor Trujillo- que el derecho de las víctimas de recibir justicia.

Olga ya lo ha trabajado desde 2019.

La epidemia se atravesó, de lo contrario ya lo habría liberado.

Ayer se reiteró que el gobierno de la 4T revisa las dos causas penales que mantienen en prisión al líder de Los Zodiaco.

Dicen que si son montajes será puesto en libertad.

Y todo por exhibir a Loret.

Y todo porque, dice Andrés Manuel, la vacuNADA -la vacuna de aire y la del simple piquete sin líquido- podrían ser montajes para afectar a su gobierno.

Esa es la justicia en México.

 

Deben más de 64 mil mdp al ISSSTE

Más de 64 mil millones de pesos adeudan entidades federativas y diversos organismos al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

Su director general, Luis Antonio Ramírez Pineda busca convenios que permitan a los gobiernos de los estados regularizar sus adeudos para sanear las finanzas del instituto de salud.

Del total, 55 mil millones de pesos corresponden a cuentas individuales de los trabajadores, 7 mil millones al pago de servicios del ISSSTE y 2 mil 300 millones al FOVISSSTE.

En marzo, el ISSSTE recibió por parte del gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat Hinojosa, el Hospital General de la Mujer y el Niño Oaxaqueño como forma de pago del adeudo de esa entidad con el instituto. Y se firmó un acuerdo para ir pagando en abonos chiquitos durante 15 años, el adeudo de cuentas individuales, cantidad mayor a los dos mil millones de pesos.

 

Vámonos:  AstraZeneca. Ni modo: eso o nada.

albermontmex @yahoo.es      @albermontmex

Deja una respuesta