Liga MX-MLS… Aprender de quien sabe

EDGAR VALERO

Negocios son negocios… Así dice ese dicho aplicable al ciento por ciento con lo que está sucediendo con la MLS y que la Liga MX debería de tener a un par de visores observando lo que sucede.

Hoy será en el nuevo estadio de Minneapolis el “Juego de Estrellas” que vuelve a presentar a figuras de la liga norteamericana y a algunas, no todas, de la mexicana. Mientras aquí en México se siguen cenando al “Chicharito” Hernández porque no quiso darle un autógrafo a un chavito, el técnico de la selección local decide que su capitán sea el jugador del Galaxy. Un símbolo ya, de la MLS.

Con ello dejan en claro que les vale lo que se piense o diga de CH14 en nuestro país, mientras allá siga haciendo goles, vendiendo camisetas y alimentando la espectacular rivalidad con el Los Angeles FC y Carlos Vela, su com- pañero de todo tipo de andanzas, (cuando digo “todo tipo”, es realmente “todo tipo”), lo demás es lo de menos…

La genial idea de hacer un duelo de “estrellas vs. estrellas”, se suma a la lista de eventos en los que la MLS dicta cátedra de cómo se debe aprovechar el altísimo valor que tiene el futbol mexicano ante la paisanada allá en la Unión Americana, que consume lo local, porque no hay de otra, pero sigue soñando, viviendo, disfrutando y sufriendo los éxitos y fracasos de los equipos mexicanos.

Y la lección no es de ahora. La impresionante evolución que ha tenido la MLS pasando de 18 equipos como los que hay en la Liga MX, a 27 este año y 28 el próximo, se ha dado en una ventana de escasos 11 años.

Pero no sólo se han incrementando las franquicias, sino el promedio de asistencia de casi 18 mil aficionados por partido en 2011, que significaron prácticamente 5 millones y medio de aficionados, a cerca de 21 mil esta campaña y un total acumulado de casi 7 millones de espectadores cuando aún falta media temporada.

Y el negocio sigue creciendo con esta sociedad, que es, a nivel de clubes, equiparable a la que ya SUM y la FMF mantienen hace años en el tema Selección Nacional.

La oferta incluye la Leagues Cup que dejará de ser un torneito para pasar a ser una competencia de un mes con 47 participantes en 2023, el juego de Campeón de Campeones de la Liga MX y la Campeones Cup (que este año se jugará en Yankee Stadium entre el New York City y el Atlas el 16 de septiembre); son parte de una impresionan- te apuesta por explotar el potencial del futbol mexicano, que podría en un futuro no muy lejano, finalmente des- embocar en la creación de la Super Liga de Norteamérica.

Debe de quedar claro que Don Garber, comisionado de la MLS y presidente de SUM, ha creado condiciones para que el futbol mexicano se juegue en Estados Unidos, con grandes estrellas mexicanas como protagonistas y con clubes mexicanos como principales atractivos, mientras sigue desarrollando lo que en un día no muy lejano será una de las ligas mas poderosas del mundo (hoy la 16)…

Hoy, en la MLS militan 78 seleccionados nacionales de 29 países y que por otra parte, hay un impresionante uni- verso de 455 jugadores provenientes de ¡132 países!

En Estados Unidos no es una expresión de uso cotidiano, pero si lo fuera, sería business is business, y de eso, los directivos mexicanos necesitan aprender mucho. Verse como socios en vez de enemigos porque el negocio lo están haciendo, pero de aquel lado de la frontera.

mail: evalerob@gmail.com