Los talibanes califican de robo la decisión de EEUU de retener fondos afganos

Kabul, 12 feb (EFE).- Los talibanes calificaron este sábado de “robo” la decisión de Estados Unidos de repartir la mitad de los 7.000 millones de dólares en fondos afganos a las víctimas de los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001, destinando el resto al pueblo del país asiático en forma de ayuda humanitaria.

“El robo y secuestro de dinero afgano por los Estados Unidos muestra el nivel más bajo de humanidad y el declive moral del país”, denunció el portavoz de la oficina política de los islamistas en Catar, Naeem Wardak, en Twitter.

El presidente de EE.UU., Joe Biden, firmó el viernes una orden ejecutiva para destinar la mitad de los fondos -3.500 millones- a las víctimas del 11S y la otra mitad al pueblo de Afganistán, que sufre una grave crisis humanitaria.

Esos 7.000 millones de dólares llegaron al banco central de la Reserva Federal de Nueva York y otras instituciones financieras estadounidenses antes de que los talibanes tomaran Kabul y se hicieran con el control de Afganistán.

Ebadullah Nasiri, profesor de economía en la universidad afgana de Nangarhar, explicó a Efe que la decisión estadounidense va contra la legislación internacional y acelerará el colapso del sistema bancario y financiero de Afganistán.

“La decisión de dar la mitad del dinero afgano a las víctimas de los ataques del 9 de septiembre va contra todas las reglas humanitarias, y el mecanismo para liberar el monto restante para ayuda humanitaria acelerará el colapso de la economía”, señaló Nasiri.

El empresario afgano Shahabuldin Mohamad Nair se mostró igualmente preocupado.

“Las propiedades congeladas eran activos del banco central para respaldar la moneda afgana y el sistema bancario, esta decisión afectará negativamente al sistema bancario y financiero”, señaló Nair en declaraciones a Efe.

La organización Human Rights Watch (HRW) denunció en un comunicado que la decisión estadounidense “creará un problemático precedente sobre el apoderamiento de fondos soberanos y hará poco para responder a los factores subyacentes que han conducido a la masiva crisis humanitaria en Afganistán”.

Antes de que los talibanes se hicieran con el poder, el banco central afgano había depositado en el extranjero 9.000 millones de dólares.

De esos 9.000 millones, 7.000 están en EE.UU. y el resto se encuentran en otros países, como Suiza, Alemania y Emiratos Árabes Unidos.

Según la ONU, Afganistán se enfrenta a un enorme desastre humanitario, en buena medida por el bloqueo de fondos y de mucha de la ayuda extranjera decretado en respuesta a la toma de poder de los talibanes, que son objeto de sanciones internacionales. EFE