Migrantes buscan nuevas rutas para cruzar la frontera sur de México

Villahermosa (México), 23 mar (EFE).- Los migrantes que buscan llegar a Estados Unidos están cruzando la frontera sur de México desde nuevos puntos poco utilizados como el río Grijalva, en la frontera del estado de Tabasco con Guatemala, dijo este martes el titular del Instituto Nacional de Migración (INM), Francisco Garduño.

Ante el panorama migratorio, el funcionario federal anunció que la Secretaría de la Marina implementará en los próximos días un operativo para vigilar la rivera del río Grijalba.

“Hay que vigilar el Ceibo-Tenosique (en la frontera de Tabasco con Guatemala). Ya están pasando en lanchas muchos migrantes por el río Grijalva. Han agarrado otra ruta, ya no es la ruta de Ciudad Hidalgo”, dijo en referencia a la ruta habitual que es cruzar por el río Suchiate y llegar al suroriental estado de Chiapas.

Garduño estuvo en Villahermosa, capital de Tabasco, para el abanderamiento y ceremonia de presentación de los agrupamientos adiestrados para el control de la frontera y el rescate humanitario.

Francisco Garduño aseguró que el cierre de frontera para actividades no esenciales será pacífico, con estricto respeto a los derechos humanos de las personas migrantes, mediante un plan de “contención controlado y seguro”.

Aseguró que el Gobierno federal enfocará su estrategia para atacar las redes de caravanas migrantes que se lucran con las familias que buscan cumplir el sueño americano.

“Lo que nosotros debemos atacar son a esas redes que convocan caravanas (…) Las utilizan para estar pasando (indocumentados), entre 100 y 150, a un costo de hasta 4.500 dólares”, manifestó.

Garduño afirmó que de enero a la fecha se ha identificado a 31.496 personas que están de forma irregular en el país.

El funcionario del INM justificó la presencia de las fuerzas federales en la frontera sur para combatir el tráfico de personas y trasiego de drogas, entre otros delitos.

“Estamos aplicando la ley de una migración controlada, segura y de contención. Porque están usando a los niños como pasaporte de migrantes adultos para transitar en nuestro país hacia los Estados Unidos”, finalizó.

La región vive una potente ola migratoria hacia Estados Unidos desde la llegada de Joe Biden a la Casa Blanca a finales de enero y las autoridades estadounidenses detuvieron a 100.441 indocumentados en febrero, frente a los 78.442 del primer mes del año.

Por primera vez y tras un año de pandemia, México anunció la pasada semana el control terrestre para actividades no esenciales en su frontera sur, alegando que se debía controlar la propagación del coronavirus.

Este lunes, la Cancillería de México y el INM anunciaron también el fortalecimiento y mejora de los protocolos migratorios en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, tras varias problemáticas denunciadas recientemente por extranjeros al pasar por los filtros migratorios de la terminal aérea. EFE