Mucho calor, en el GP de Hungría

BUDAPEST, Hungría (EFE).- El finlandés Valtteri Bottas (Mercedes) dominó los entrenamientos libres para el Gran Premio de Hungría, el undécimo del Mundial de Fórmula Uno, por delante de su capitán, el séptuple campeón del mundo inglés Lewis Hamilton, y del líder del campeonato, el holandés Max Verstappen (Red Bull), al que las ‘flechas de plata’ mejoraron en tres décimas, en una jornada que discurrió sin apenas incidentes, marcada por el fuerte calor y rozando el tedio.

El mexicano Sergio Pérez, compañero de ‘Mad Max’, marcó el quinto crono. A Checo se le atragantó el modelo estrenado en Inglaterra, donde se le empezó a arruinar el fin de semana en la citada carrera sprint, en la que acabó retirado; por lo que salió desde el ‘pit lane’ el domingo. Cuando, a pesar de estar cuajando una digna remontada, tuvo que parar a poner neumático nuevo para minimizar daños arrebatándole a Hamilton el punto extra que le hubiera supuesto la vuelta rápida.

Al término del entrenamiento, el tapatío Sergio Pérez señaló que es “optimista” con miras “al resto del fin de semana”.

“El coche se notaba bien, tanto en las tandas largas como en las cortas. Creo que definitivamente queda tiempo por encontrar, porque me quedé atrapado entre el tráfico en las dos sesiones, así que creo que todavía hay mucho en juego en la calificación de mañana”, opinó.

“Con las condiciones meteorológicas cambiantes previstas para el fin de semana, todo pasa a ser un poco una incógnita, ya que, si es así, puede beneficiar a algunos más que a otros. Así que habrá que esperar y ver qué pasa”, apuntó.