Neuza Back, la primera brasileña en arbitrar en un Mundial: “Es el apogeo”

Waldheim García Montoya

Recife (Brasil), 18 jun (EFE).- La brasileña Neuza Back pasó su infancia entre canchas de fútbol y ahora, a sus 37 años, verá cumplido el sueño de poder representar a su país en un Mundial, ya que será una de las seis mujeres que por primera vez arbitrarán en una Copa del Mundo masculina, en Catar.

“Llegar a un Mundial es el apogeo para todo árbitro y no es diferente para mí”, declaró a Efe Back, quien junto a las asistentes Karen Díaz (México) y Kathryn Nesbitt (Estados Unidos) y a las juezas centrales Stéphanie Frappart (Francia), Salima Mukansanga (Ruanda) y Yoshimi Yamashita (Japón), serán las árbitras en Catar.

Nacida en el municipio de Saudades, en el estado de Santa Catarina (sur), próximo a la frontera con Argentina, Back siempre tuvo claro que quería ser deportista y en 2005 se convirtió en árbitra de un deporte que le apasionaba.

“Siempre quise ser deportista, me gustaba mucho jugar todas las modalidades y me la pasaba mucho tiempo jugando fútbol sala o en la cancha cerca de la casa con los amigos de la escuela”, recordó.jueza.

Convertida en profesional en 2008, Back siempre vivió en medio de un deporte dominado por hombres en todos sus niveles y admite que ha sido víctima de “situaciones comprometedoras”.

“Cuando paso por una situación más comprometedora, donde el prejuicio se presenta de una forma velada, con chistes de mal gusto o hasta miradas, solamente pienso conmigo misma que lo que alguien piensa o habla de mí no me define”, aseguró.

“No es que eso no me lastime, pero necesito encontrar una forma de lidiar con eso y no quedarme sintiéndome una víctima toda vez que esos episodios ocurren, aunque cada vez es más raro que pasen”, señaló la árbitra FIFA desde 2014 y quien en 2021 integró la primera terna arbitral femenina en la Copa Libertadores masculina.

De acuerdo con la árbitra, los prejuicios son más comunes en el fútbol aficionado que en el profesional.

“El prejuicio está más presente en el fútbol aficionado, no tanto en el profesional, pero lo que necesitamos hacer es un buen trabajo, tomar las decisiones acertadas dentro de la cancha y todo sale bien”, comentó.

En 2021, también en Catar, formó parte igualmente de la primera terna de mujeres en un torneo masculino organizado por la FIFA cuando estuvo en el partido entre el Ulsan Hyundai surcoreano y el local Al Duhail por el quinto puesto del Mundial de Clubes.

“En mi caso me siento muy bendecida con mis compañeros, porque me tratan muy bien y cuando me convocaron para el Mundial recibí muchos mensajes y llamadas. Me sentí muy feliz por ellos compartir ese momento. No hubiese llegado hasta aquí sin el apoyo de mis colegas árbitros, presidentes, coordinadores. Les debo mucho”, expresó.

Formar parte de ese selecto grupo de mujeres que entrará en la historia como el pionero en la máxima competición del fútbol masculino mundial no cierra el trazado de metas en la carrera de la educadora física brasileña.

“En cuanto esté en el arbitraje necesito de metas y objetivos para mantenerme enfocada y trabajando. Pero ahora me voy a concentrar en la preparación para el Mundial, pues quiero llegar a Catar en mi mejor forma física y técnica”, subrayó.

Brasil ya ha tenido a varias mujeres actuando en el fútbol masculino, pero Back no quiere ser tan solo recordada por ser la primera árbitra del país en un Mundial masculino, sino por la calidad de su trabajo.

“No me gustan los rótulos, espero que todas las personas que tengan capacidad puedan desempañar las funciones que quisiesen, independiente de clase, género, color y eso incluye que nosotras las mujeres podamos estar en el arbitraje en los partidos a los que nuestra capacidad nos pueda llevar”, resaltó.

“Que no sea por ser mujeres, pero sí por ser un árbitro con calidad para darle al fútbol el desarrollo que este gran deporte merece”, aseveró. EFE