Nuevo León, ganar a la mala

Los reclamos no se hicieron esperar al Presidente Andrés Manuel López Obrador que no utilice las instituciones para ganar elecciones.

Desde luego que es el caso de Nuevo León, el Presidente se le vio gustoso que la Fiscalía electoral se metiera a investigar esa denuncia que hizo en su conferencia mañanera por el uso de tarjetas rosa para comprar el voto del priista Adrián de la Garza.

Apenas le había comentado sobre el senador con licencia Samuel García que  acusaba, por la mañana al priista Adrián de la Garza estar de rodillas ante Morena porque lo andaba correteando Inteligencia Financiera de Santiago Nieto. Más noche se confirmó pero que la investigación es contra los dos.

Con esa información explotó la bomba en Nuevo León porque ahora el aparato judicial de procuración  de justicia y de inteligencia  financiera de la mano del ejecutor del sexenio, pone en riesgo que los dos candidatos punteros donde quedaría sin duda la gubernatura, ahora queden fuera de la competencia y en la cárcel.

En el caso  de Adrián de la Garza, el Presidente Andrés Manuel López Obrador exhibió la tarjeta rosa que les llama Tarjeta Regia y que promueve en  su campaña a cambio de entregar, si gana mil 700 pesos.

A Samuel García, las acusaciones que originaron la indagatoria en su contra es la presunta  triangulación  de millones a cuentas o empresas fantasmas.

Para el Presidente es la quinta vez que le atiza en la Conferencia Mañanera a Adrián  de la Garza y por ello respaldó, por no decir aplaudió que la Fiscalía les investigue la compra de votos porque hoy es delito grave que se paga con cárcel.

Desde luego que los priistas de  Alejandro Moreno levantaron la voz  al igual que Dante Delgado, líder, ambos  del PRI y  Movimiento Ciudadano. Que saque las manos de la elección el Presidente, le exigieron.

Bueno, en la mañanera de ayer cuestionaron al Presidente sobre esas acusaciones de los partidos del PRI y de MC.

Que usted está metiendo la mano en las elecciones, le preguntaron. ¡Claro que sí! respondió. No podemos ser cómplices del fraude electoral. Y por eso no  se callará y seguirá denunciando, dijo.

Hoy Nuevo León  está en la misma situación de gobiernos pasados donde el Presidente en Turno ocupaba las instituciones de procuración de justicia para descarrilar o desactivar a candidatos adversarios.

El líder del PAN, Marko Cortés le reviró a Morena y su líder Mario Delgado de utilizar las instituciones o la FGR de manera facciosa para ganar a la mala las elecciones. Es la misma frase que el Presidente utilizó en el caso del INE de Lorenzo Córdova cuando les dijo que a la mala les quitan el registro a Félix Salgado Macedonio por Guerrero y Raúl Morón por Michoacán. Que decida el pueblo y no ustedes, casi casi les decía. Hoy el panista se los restregó de la misma forma.

Basta recordad  en Jalisco a Arturo Zamora del PRI que le hicieron una campaña de descredito y posterior llevarlo a proceso por la entonces PGR para desactivarlo y eliminar la ventaja sobre  el panista Emilio González.

Manuel Espino, como líder panista  fue la mano ejecutora llamó a Zamora un peligro para Jalisco, presentó la denuncia ante la PGR y era el sexenio de Vicente Fox. Lo procesaron y desactivaron. Simplemente ganó el PAN aunque después lo exoneraron y usted disculpe.

Paso lo mismo con  Greg Sánchez en Quintana Roo, candidato del PRD para la gubernatura, los priistas ahora metieron la mano cuando gobernaban para crearle delitos del orden federal que al final la PGR lo encarcelaría a media campaña y dejar libre el camino, a pesar de gran ventaja contra su adversario priista Roberto Borge que al final llegó como gobernador en  2005-2011.

Otro caso pero en San Luis Potosí, fue al entonces candidato natural del PRD, Ricardo Gallardo que se desempeñaba  como alcalde de Soledad y llevaba una aceptación del 63 por ciento sobre el priista Juan Manuel Carrera. Antes  de comenzar el proceso lo encarcelaron y obvio lo desactivaron, perdió el PRD. El uso faccioso de las instituciones, sin duda siguen siendo claves en las elecciones.

 

EL TEMA VA HOY A  LA PERMANENTE

En la Permanente del Congreso que dirigirá el senador presidente, Eduardo Ramírez y la presidenta de la Cámara de Diputados, Dulce María Sauri,  no pierda de vista que este miércoles el tema que estará a la orden del día será sin duda el reclamo de los panistas, perredistas y priistas contra el Presidente por usar la FGR para desactivar a los candidatos punteros en Nuevo León.

A ver cómo le cae al líder de la Cámara alta, Ricardo Monreal que sin duda, con su vagancia política determinará si solo escucha o también les contesta.

 

ASF DA LA RAZÓN  A AMLO, CANCELAR AEROPUERTO COSTO TRES VECES MENOS

Cuánta razón tenía el Presidente López Obrador cuando defendía que estaba mal la cifra del Auditor Superior de la Federación de afirmar que salió más caro el caldo que las albóndigas en la cancelación del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México, es decir el de Texcoco. Que la cancelación costó más de 331 mil millones.

El Presidente insistía que eran 130 mil millones y se ahorrarían  200 mil millones de pesos no hacerlo. Arturo Herrera, titular de Hacienda salió a explicar que las cifras de la ASF estaban mal y que el costo fue menor.

Bueno, al final la propia Auditoría Superior de la Federación salió a dar la corrección, que efectivamente el costo fue de 113 mil millones de pesos. Se reconoció que hubo inconsistencias. El Presidente simplemente celebró.

 

Jachavez77@yahoo.com