Opositores nicaragüenses piden a México “no abandonar al pueblo de Nicaragua”

Managua, 25 feb (EFE).- Organizaciones opositoras nicaragüenses informaron este viernes que enviaron una carta al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, en la que le piden “no abandonar al pueblo de Nicaragua”, país que atraviesa una crisis sociopolítica y de derechos humanos desde abril de 2018.

En la carta, suscrita por 23 organizaciones opositoras, hacen referencia a la decisión de México durante la sesión extraordinaria del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA), el pasado 18 de febrero, de abstenerse de apoyar la declaración suscrita por 27 Estados que demandaron “que todos los presos políticos de Nicaragua deben ser liberados inmediatamente”.

“Señor presidente (López Obrador), las vidas de nuestros presos políticos peligra gravemente, por lo que respetuosamente le solicitamos que México no abandone al pueblo de Nicaragua, que no abandone los principios y aspiraciones de toda una nación que anhela vivir en libertad y democracia”, abogaron en el documento.

La representante de la opositora Unidad Nacional Azul y Blanco de Nicaragua y exiliada, Alexa Zamora, explicó en la declaración escrita que con esa acción se pretende “evidenciar y concientizar al Gobierno de México sobre la necesidad de que se pronuncie en la OEA, dado el compromiso que ha expresado con el respeto y la defensa de los derechos humanos”.

En la misiva, según los organismos, se da a conocer “la situación de represión y violación de derechos humanos que vive Nicaragua y, en especial, sobre la grave condición en la que se encuentran los 183 presos políticos del régimen de Ortega”.

“Es importante que México se coloque en el lado correcto de la historia”, dijo, por su lado, Manuel Prado, representante de la Fundación Nicaragüense Americana para el Desarrollo, Educación y Cultura, para quien el tema de “la no intervención no debe ser excusa para no condenar la violación de derechos humanos que está ocurriendo en Nicaragua”.

Veintisiete países de la OEA aprobaron el viernes pasado una declaración en la que dicen estar “consternados” por la muerte en Nicaragua del histórico exguerrillero sandinista Hugo Torres, que había sido detenido bajo acusaciones de “traición a la patria”, y demandaron la liberación “inmediata” de todos los presos políticos.

La declaración, respaldada por 27 de los 34 miembros activos del organismo, entre otros Estados Unidos, Argentina, Brasil, El Salvador, Chile y Colombia, denuncia que el “sufrimiento humano” se ha intensificado en Nicaragua.

Nicaragua atraviesa una crisis política y social desde abril de 2018, que se ha acentuado tras las controvertidas elecciones generales del pasado 7 de noviembre, en las que el presidente Daniel Ortega fue reelegido para un quinto mandato, cuarto consecutivo y segundo junto con su esposa, Rosario Murillo, como vicepresidenta, con sus principales contendientes en prisión.EFE