Planteará AMLO fin de ‘censura’ ante G-20

El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que en la primera reunión que tenga con el G-20 planteará que ninguna persona o empresa puede erigirse como ‘Censor’ o ‘Santa Inquisición’ de la libertad de expresión y manifestación en el mundo.

De igual forma, el canciller Marcelo Ebrard Casaubón, expresó que la posición de México en el tema de censura es muy clara: “No se puede admitir que una persona o grupo determine cuáles son las libertades de los ciudadanos”.

Indicó que sería una especie de fuerza supranacional que estaría por encima del derecho a la libre expresión, manifestación y todas las libertades.

Y, agregó: “No estamos de acuerdo, ya tenemos contacto con los que pensamos igual,  Alemania, la Unión Erurpea, naciones de África, América Latina y países de Asía”.

Con todos ellos, se trabajará para elaborar una propuesta conjunta y rechazar esta forma de actuar que violenta derechos fundamentales de los habitantes del mundo.

“Seguimos las instrucciones de la Unión Europea, la decisión de suspender una cuenta y miles de cuentas, lleva a un estado cualitativamente diferente.

“No se puede admitir que una persona o grupo determine cuáles son las libertades de los ciudadanos”.

Al retomar el tema, el presidente Andrés Manuel López Obrador, aseguró que no se deben usarse las redes sociales para incitar a la violencia y prácticas violatorias de la ley, pero tampoco deben apoyar la censura.

Indicó que los gobiernos legalmente constituidos deben reglamentar, pero no las empresas como si fuese la ‘Santa Inquisición’. Es el tiempo de revisar.

Reiteró que no se vale que los teléfonos sean micrófonos, pues “hay una empresa, un ente está escuchando todo”.

Por tanto, se debe trabajar al respecto, en el entendido de que México debe ser un país de libertades plenas, sin censura.

Citó al filósofo francés François-Marie Arouet mejor conocido como Voltaire, y destacó su frase “Desapruebo lo que dices, pero defenderé hasta la muerte tu derecho a decirlo”.

Insistió en que la estatua de La Libertad en Nueva York se está poniendo verde del coraje y se convierte en un símbolo vacío debido a la censura.