Presentadora mexicana Inés Gómez Mont se declara “inocente” de todo delito

Ciudad de México, 29 sep (EFE).- Tras dos semanas en silencio, la popular presentadora de televisión mexicana Inés Gómez Mont se declaró “inocente” y negó cualquier vínculo con la delincuencia organizada y el lavado de dinero, en medio de la investigación de la Fiscalía General de la República (FGR).

En un mensaje divulgado en las últimas horas en sus redes sociales, Gómez Mont aseguró que ha “guardado silencio” estos días para “tratar de entender” los hechos y concentrarse en su “defensa”.

“A pesar de no tener acceso al expediente, quiero recalcar que soy inocente y no he cometido ningún delito”, dijo en el mensaje.

Añadió que, según los medios de comunicación, se la investiga por recibir dinero de dos contratos públicos por valor de 3.000 millones de pesos (unos 150 millones de dólares) y de pertenecer a la delincuencia organizada.

“Esos hechos son absolutamente falsos”, dijo. Y agregó que ella “jamás” ha robado “un peso”.

“Soy conductora de televisión y mamá de tiempo completo. Y bajo ningún concepto pertenezco al crimen organizado”, subrayó.

Dijo tener un “temor fundado” a que se fabriquen pruebas en su contra e indicó que seguirá trabajando con su “equipo legal” para defenderse. “Pero ya no puedo guardar silencio”, dijo.

“Sé quién soy. Por mí y por mis hijos, demostraré con inocencia mi dignidad y no guardaré silencio. Repito: soy inocente y esto es una injusticia”, concluyó.

Gómez Mont es buscada junto con su esposo Víctor Álvarez Puga por la FGR y al parecer estaría refugiada en una lujosa mansión que posee en Miami Beach, aunque algunos medios señalan que podría encontrarse en Bahamas.

A mediados de septiembre se dio a conocer que tanto Gómez Mont como Álvarez Puga fueron acusados por los delitos de peculado (malversación de fondos), delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita, que ascienden a los 3.000 millones de pesos (unos 150 millones de dólares), por lo que se emitió una orden de arresto en su contra.

La conductora, el empresario y su hermano, Alejandro Álvarez Puga, estarían involucrados en el uso de empresas fantasma que facilitan a terceras personas la evasión de impuestos, el desvío de recursos públicos y el lavado de dinero.

Debido a que estos delitos son tipificados como graves, ameritan prisión preventiva, por lo que la FGR estaría en el proceso de solicitar a la Interpol la emisión de dos fichas rojas para la búsqueda y captura de Gómez Mont y su esposo.

Este martes también saltó a los medios que por el mismo caso que involucra a Gómez Mont y a su esposo se estarían investigando a otras diez personas.

HISTORIAL LEGAL

Los problemas legales de Gómez Mont y su esposo no son nuevos.

En 2010, la entonces Procuraduría General de la República (PGR) y el Servicio de Administración Tributaria (SAT) registraron las oficinas del despacho de Álvarez Puga y Asociados.

El SAT señaló que la firma contable asesoraba a sus clientes para que registraran a sus trabajadores como socios o cooperativistas con la finalidad de no pagarles el reparto de utilidades y evadir impuestos y pagos al seguro social.

En 2012, el diario The New York Times publicó que una compañía del empresario de asesoría fiscal y administrativa era en realidad un matriz de firmas fantasma.

En 2016, la presentadora fue acusada de obtener ingresos superiores a los que reportó en su declaración de impuestos y tuvo que pagar más de 2,6 millones de pesos (unos 130.000 dólares).

De ser encontrada culpable, Gómez Mont, quien tiene 7 hijos, podría enfrentar una pena de, por lo menos, 20 años de prisión. EFE