PRÓXIMAMENTE

ESTAR CERCA DEL PUEBLO QUE SUFRE

+ Felipe Arizmendi Esquivel
Obispo Emérito de SCLC

MIRAR
Nuestro pueblo sufre, no sólo por las enfermedades y limitaciones económicas, sino porque se siente desprotegido ante los grupos criminales que están invadiendo ciudades y poblaciones rurales del país. El problema no es sólo el narcotráfico; lo más común es la extorsión, que azota tanto a personas adineradas, como al pueblo más sencillo. Por ejemplo, la tortilla, alimento de maíz básico para nuestro pueblo, que hace poco costaba quince pesos el kilo, ahora cuesta 23-25 pesos. Los extorsionadores imponen a quién se debe comprar el maíz, y al precio que ellos deciden, porque en cada kilo se llevan su ganancia. A pesar de que nuestro Presidente repite que primero los pobres, éstos están cada día más empobrecidos. ¿Qué hacer? ¿Sólo lamentar y criticar? ¿Solo rezar, sin hacer lo que cada quien pueda para evitar esto?

Algunos obispos han buscado a los líderes de estos grupos, no para hacer alianzas criminales, sino para exhortarlos a un cambio de vida. No nos hacen mucho caso, pero algo hay que hacer. Yo pude hablar con dos líderes locales, y sigo haciendo lo posible por dialogar más con ellos, para que le bajen a sus exigencias y respeten la vida de las personas. Como todos son creyentes, nos escuchan con respeto, pero siguen con sus intereses económicos, que para ellos son los que más cuentan. Y como tienen armas de grueso calibre, cometen muchas arbitrariedades e injusticias. En estas dolorosas circunstancias, no podemos abandonar a nuestro pueblo y dejarlo expuesto a los lobos, sino acudir a las autoridades para que hagan lo que les compete, estar cerca de los que sufren y buscar a los delincuentes para que se conviertan.

Algunos obispos han logrado hablar con las primeras autoridades del país, pero éstas tienen otras estrategias. No podemos afirmar que nuestro Presidente tenga pactos con esos grupos, pero los hechos nos dicen que han aumentado mucho los asesinatos y otros crímenes, que quedan en la impunidad. Hemos dialogado con autoridades estatales, pero se sienten rebasados y sin los recursos técnicos para enfrentar el problema, porque las autoridades federales no les apoyan como se requeriría.

Además de rezar, cada quien decide qué hacer. Muchos pagan lo que esos delincuentes exigen, para evitarse problemas, sobre todo para que no los maten a ellos ni a sus familiares. Otros se han organizado en grupos de autodefensa, pero son superados por los cárteles. A un conocido mío, le exigieron que les facilitara su casa. Como no podía negarse, levantó un acta ante Notario para dejar constancia de que no colabora con ellos.

DISCERNIR
El Papa Francisco dijo a sacerdotes: “Los pastores estamos llamados a abrazar plenamente la vida de este pueblo. No olvidemos a los profetas de Israel, que permanecieron fieles al pueblo por la fidelidad de Dios a la alianza, y le siguieron en el exilio. Estar al lado, estar cerca, eso es lo que estamos llamados a vivir, por la fidelidad de Dios; por amor a él estamos al lado hasta el final, hasta el mismo final. Cercanía, compasión y ternura: este es el estilo de Dios y es también el estilo del pastor” (9-VI-2022).

ACTUAR
Sacerdotes, obispos, maestros, autoridades municipales y quienes tenemos alguna responsabilidad social, estemos cerca de nuestro pueblo, en sus dolores y sufrimientos, en sus esperanzas y alegrías. Hagamos cuanto podamos por que se erradiquen las extorsiones y los crímenes, hablando en todos los niveles posibles, aunque no siempre nos hagan caso, pero nunca dejemos solos a nuestros pueblos.

 

Velas Latinoamérica 2022
Javier Oliva Posada

Del 23 al 28 de este mes, se llevará a cabo uno de los eventos más relevantes dentro de las Fuerzas Armadas del Continente Americano y en particular de las Armadas. A partir de 2010, se celebró la primera regata “Velas Sudamérica”, organizada por Argentina y Chile, como una muestra más de camaradería y entendimiento entre ambos países. México también participó, desde el Puerto de Veracruz, en conmemoración de bicentenario del inicio de la Guerra de Independencia.

A partir de la XXV Conferencia Naval Interamericana, se acordó realizar las Velas Latinoamérica, cada cuatro años, además de coordinar algunos eventos navales de carácter histórico de los países convocantes. Ahora corresponde a México, en la conmemoración de sus doscientos años de haber consumado la Guerra de Independencia y del bicentenario de la Armada de México, ser sede del trascendente evento militar. En esta ocasión, atracarán buques insignias de Argentina, Brasil, Colombia y Uruguay.

Habrán baterías de artillería naval en honor a las banderas de los referidos países, además de desfiles de las tripulaciones y de parte de las aeronaves de la Armada de México. Por supuesto en las diversas ceremonias, se contará con la emblemática presencia del buque-escuela Cuauhtémoc, embarcación fundamental en la educación y capacitación de las y los jóvenes que se forman en la Armada de nuestro país. Nuestro país cuenta con una larga e ilustrada historia marítima (civil) y naval (militar).

Este tipo de encuentros, articulan de manera sustancial, lo que denominado como la Diplomacia Militar, que en mucho contribuye a la proyección de los intereses nacionales, así como del mismo Poder Nacional, que en el contexto internacional y nacional que vivimos, resulta sustancial caracterizar las prioridades del país y la razón de las mismas. Con la invasión Rusa en curso, la dinámica de los rejuegos de poder en el mundo, así como por la problemática de la violencia que vivimos, la visualización de México, en una perspectiva de proyección y colaboración naval militar, sin duda que es una buena noticia.

Las particularidades geopolíticas de nuestro país, como lo ha apuntado en varias ocasiones el destacado colega, el Dr. Arturo Ponce Urquiza, nuestro país al mismo tiempo que cuenta con enormes ventajas en cuanto a su ubicación, también y como consecuencia directa de ello, enfrenta antagonismos ante los cuales debemos estar preparados de manera estructural, sobrepasando cualquier tipo de coyuntura política. De allí que Velas Latinoamericanas 2022, sean en efecto, una de esas muestras sustanciales en cuanto a la toma de conciencia de lo que México implica en el ambiente Continental y por que no, mundial.

Además de la llegada de los buques escuelas referidos, habrán exposiciones artesanales correspondientes, gastronomía, exposiciones museográficas y una serie de conciertos musicales. Sin duda que será una muestra de las capacidades culturales y navales de México, en un desafiante contexto de reacomodos que van de estrictamente político a lo exclusivamente militar. Velas Latinoamérica 2022, está llamado a ser un evento señero en el Continente y el la cooperación de la Seguridad Continental e internacional.

 

javierolivaposada@gmail.com
@JOPso