Puebla no aguantó la ventaja y Tigres tendrá la Vuelta a modo en el Volcán

30, noviembre 2023

JOSÉ ANDRÉS DÍAZ

Foto: Mexsport

Un muy entusiasta Puebla pero al que se le acabó el gas en el segundo tiempo, no soportó la ventaja sobre Tigres en el Estadio Cuauhtémoc; los felinos rescataron el 2-2 en el juego de Ida de cuartos de final, en un partido que buen pudieron haber ganado en los últimos minutos.

Con la igualada, los regiomontanos se acomodaron el encuentro de Vuelta el próximo sábado en el Volcán, porque con cualquier empate les basta para avanzar a la semifinal por mejor posición en la tabla, mientras que los poblanos deben sí o sí ganar.

El vigente Campeón de la Liga MX, inició el camino al bicampeonato en el Estadio Cuauhtémoc, ante un Puebla que para nada es casualidad haya llegado a la Liguilla y de manera directa; porque los camoteros si bien cometieron fallas a la defensiva, en ataque mostraron que pueden hacer daño.

 

LEE ADEMÁS: Pese a indisciplinas y bajo nivel, Alexis Vega interesaría en Brasil

 

La casa blanquiazul lució de gala, porque es la sexta Fiesta Grande consecutiva a la que se mete la Franja, en busca de llegar nuevamente a una Semifinal, misma que alcanzó hace más de dos años en el Clausura 2021. En todas las demás se ha quedado en la instancia de cuartos.

Por ello, la escuadra de Ricardo Carbajal, quien por cierto merece reconocimiento ya que levantó al equipo tras el cese de Eduardo Arce, salió con todo para demostrar por qué se metió en la pelea por el título y que no iba a ser una aduana fácil para los felinos del norte.

Sin embargo, está claro también que Tigres sabe perfectamente a lo que juega; su calidad está comprobada y más allá de ser el actual monarca del fútbol mexicano, clasificó a esta Liguilla como segundo lugar de la tabla, amén de ser la segunda mejor ofensiva con 32 goles y la tercera mejor defensiva con solo 18 tantos recibidos.

Puebla comenzó mejor el encuentro, con un colombiano Kevin Velasco muy dinámico, complicando a la zaga visitante y por supuesto buscando al delantero Guillermo Martínez, quien fue el mejor delantero mexicano y subcampeón de goleo en la fase regular tras anotar diez goles.

Pero el gol no llegó primero por parte del local, sino por la parte visitante. Eso tiene Tigres: es un equipo que entiende perfectamente las circunstancias que lo rodean, los momentos y tiene muchos caminos para solucionar a su favor un encuentro, o en este caso una serie.

 

LEE ADEMÁS: Tiago Volpi, opción número uno de Cruz Azul para la portería

 

Bajó el ímpetú de la Franja y el equipo de Robert Dante Siboldi, igualó con fútbol las pulsaciones que puso Puebla respaldados por su afición que hizo una buena entrada pese ser día laboral. Al minuto 38′, un centro del uruguayo Fernando Gorriarán desde la banda de la izquierda, viajó hasta el área hasta encontrar rematador.

Ese fue Sebastián Córdova, quien ganó el brinco y remató de cabeza con un gran giro para darle potencia y colocación, ante la muy mala marca poblana, en particular del charrúa Gastón Silva quien fue ampliamente superado. El arquero Jesús la “Araña” Rodríguez, simplemente no pudo hacer nada por la potencia y colocación del esférico.

Que Tigres se ponga arriba en un encuentro, complica al equipo rival que sea sin importar la cancha, porque la calidad tanto colectiva como individual, es bastante alta al ser una de las nóminas más caras de todo el fútbol mexicano. Pero eso a este Puebla no le metió miedo, ni le hizo achicarse, sino todo lo contrario: despertó.

 

LEE ADEMÁS: América entrenó con plantel completo de regreso en Coapa tras empate en León

 

Al minuto 44, en una descolgada a la ofensiva, Diego de Buen puso un gran pase filtrado para el colombiano Kevin Velasco; de primera, el cafetero puso el centro con el pie derecho, el cual encontró al goleador Guillermo Martínez que con un frentazo venció a Nahuel Guzmán para el 1-1 en el encuentro.

Y así como terminó el primer tiempo con un Puebla festejando, así comenzó el segundo y la voltereta camotera. Apenas inició la parte complementaria, de nuevo el goleador Memo Martínez tuvo una clara para el 2-1, pero la dejó escapar al definir mal dentro del área.

Solo fue el aviso de que la Franja estaba brava, emocionada, impulsada por la fanaticada que cree en su equipo, cree en que puede echar al Campeón vigente y eso, combinado con un notable nivel futbolístico, provocaron que Puebla diera la vuelta.

 

LEE ADEMÁS: América vs León: Cómo y dónde ver el juego de Vuelta de los Cuartos de Final del Apertura 2023

 

Al 48′, de nueva cuenta el colombiano Velasco, metió un centro exacto para que en el centro del área, encontrara la cabeza del paraguayo Sebastián Olmedo, quien totalmente solo remató para poner el 2-1, ante una mala salida de Nahuel Guzmán y que la línea defensiva de Tigres se perdió por completo.

Explosión total en el Estadio Cuauhtémoc, que se ha convertido en un asiduo escenario de Liguillas en el fútbol mexicano; una cancha que tiene su mística, su historia y sobre todo su esperanza de volver a ver a un Puebla campeonar.

El segundo gol del local hizo que los Tigres despertaran, porque vaya que la remontada camotera no solo lo tomó por sorpresa, sino que lo mostró vulnerable y, sobre todo, que no es todopoderoso. Pero al mismo tiempo, generó que los felinos recuperaran el esférico, volvieran a inclinar la cancha y el trámite del juego se volcó totalmente a favor de los visitantes.

 

LEE ADEMÁS: Cruz Azul sigue moviéndose en silencio; ahora suena Vicente Sánchez de la mano de Iván Alonso

 

Porque Puebla bajó demasiado las revoluciones, entre el desgaste de venir de atrás y que la calidad de los felinos es bastante alta, de pronto los camoteros ya no fueron protagonistas del encuentro y Tigres se fue encima en busca del ataque.

Para ello, Siboldi sacó a Luis Quiñones y al anotador del gol, Sebastián Córdova, para darle cabida a Raymundo Fulgencio y a Ozziel Herrera; el objetivo, darle frescura y vértigo a su ataque, que en este encuentro no pudo contar con André-pierre Gignac por lesión. El francés seguramente estará listo para el siguiente juego en casa.

Y al técnico uruguayo le salieron las modificaciones, porque al 74′ tras una soberbia pared dentro del área con Rafael Carioca, el joven Fulgencio sacó un disparo de tres dedos con el pie derecho, para poner la pelota pegada al poste y poner el 2-2. Era demasiado aguante del Puebla y lo pagó caro.

Incluso, Tigres estuvo a nada de llevarse la victoria, porque al 79′ un disparo de Gorriarán que iba al ángulo, fue sacado con la cabeza por Gastón Silva y así evitar el tercer gol de la visita.

El juego terminó con igualdad en el marcador pero con ventaja para Tigres, porque en su casa abarrotada de su gente, luce muy difícil que la Franja pueda arrancarla la victoria, aunque esta escuadra poblana también ya demostró que tiene buen fútbol y puede meterle un susto a cualquiera.