Rojo oficial en CDMX y Edomex por disparo en casos y hospitalizaciones

Ante el incremento de las hospitalizaciones en la Zona Metropolitana del Valle de México, la jefa del gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, y el gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo, anunciaron que del 19 de diciembre del 2020 al 10 de enero de 2021 ambas entidades regresarán a semáforo rojo.

Según el último reporte de la Secretaría de Salud (SSA), la Ciudad de México ya suma 273 mil 773 contagios confirmados de coronavirus y reporta 15 mil 83 muertes por esa enfermedad.

En conferencia de prensa conjunta, Alfredo Del Mazo informó que la entidad está en el mismo nivel de contagios por COVID-19 que se tuvo durante mayo, lo que hasta ahora era considerado como el mes más crítico de la pandemia.

“Sabemos que son decisiones difíciles que deben tener implicaciones importantes en la economía familiar, pero tenemos que privilegiar, en todo momento, la salud y salvar vidas en el Estado de México, por eso están tomando esta difícil medida”, expresó.

Por su parte, Claudia Sheinbaum indicó que la ocupación hospitalaria en la capital del país, actualmente es del 75 por ciento, de ahì que se tomará esta determinaciòn.

La jefa del gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbam, afirmó que se mantiene la emergencia por el incremento de casos, por eso el color del semáforo epidemiológico cambió a rojo, hasta el próximo 10 de enero.

“Pedimos un esfuerzo extraordinario a toda la ciudadanía de la Ciudad de México, que entra a semáforo rojo, por tal motivo es que junto con el Estado de México a partir de mañana (19 de diciembre) tenemos que disminuir la actividad y con ello frenar los contagios y las hospitalizaciones”, destacó.

La Jefa de Gobierno de la Ciudad de México también hizo un llamado a la población para evitar la realización de reuniones y fiestas, así como quedarse en casa, y señaló que en próximos días se informará cómo se ampliará la capacidad hospitalaria en la Zona Metropolitana del Valle de México, donde el objetivo es llegar a 10 mil camas de hospital, junto con el Estado de México, el IMSS, el ISSSTE, la Secretaría de la Defensa Nacional y la Secretaría de Salud.

“Hay una colaboración y coordinación permanente con el gobierno del Estado de México, en realidad trabajamos como una sola institución de salud, y vamos a salir adelante, estamos convencidos de ello, es nada más este esfuerzo extraordinario que le pedimos a toda la ciudadanía”, expresó.

En tanto, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, detalló que a partir de este sábado sólo podrán trabajar los sectores de actividades consideradas como esenciales, pues el objetivo es disminuir el número de hospitalizaciones y decesos en ambas entidades.

Mencionó que la semana pasada se hizo un llamado especial y se declaró a la Ciudad de México y también la Zona Metropolitana, que ocupa el Estado de México, un estado de Alerta por Covid, lo que contribuyó de forma importante a controlar la pandemia y agradeció la solidaridad del pueblo de la región del Valle de México.

El funcionario de Salud reconoció que no fue suficiente y se requieren esfuerzos adicionales, por lo que se llegó a la conclusión de que se requieren medidas extraordinarias, que en este momento son indispensables para lograr que en las siguientes semanas los contagios se reduzca la hospitalización y las muertes por COVID.

Hugo López-Gatell destacó que la Zona Metropolitana del Valle de México alberga a casi la cuarta parte de la población a nivel nacional, con más de 23 millones de personas.

Además, reiteró que se deben mantener las medidas de protección básicas: la sana distancia, evitar salir de casa y hacer reuniones, uso de cubrebocas, lavado de manos y la atención médica oportuna ante cualquier síntoma de la enfermedad.