Rosario, la traicionera; van por Peña; Necea Alfaro: aficionados en los estadios

¿Se imagina lo que sabe Rosario Robles?

La ex dirigente del Partido de la Revolución Democrática (PRD) será testigo colaborador de la Fiscalía General de la República (FGR),  de Alejandro Gertz Manero.

Soltará toda la sopa, promete.

Y no le importará si se lleva a Luis Videgaray Caso, a Miguel Angel Osorio Chong o a Ramón Sosamontes, su amigo y colaborador, o hasta a Emilio Zebadúa, otro subordinado, que en sus declaraciones la ha aventado.

Todos la abandonaron.

Todos, cree, la traicionaron.

Y, ahora, sienten presión.

Y todo apunta hacia Enrique Peña Nieto.

El plan de la FGR es que cante Rosario.

Que afloje, que contribuya a la causa.

Y le pedirán que suelte todo, sin miedo.

Que se tire a matar.

Su defensa reveló ayer que la ex jefa del gobierno se acogió a ese programa y que, mientras tanto, acatará todo lo que le indiquen tanto en prisión como fuera de ella.

Ni modo.

La libertad vale más que la dignidad.

Cuando menos para Rosario, quien también tiene su historia.

Y que ya antes la había perdido.

Traiciones, ambición, deslealtad.

Esa es su historia de vida.

Una auténtica saltimbanqui.

 

No hubo cambalache

Andrés Manuel López Obrador lo niega.

Dice que la publicación de la agencia Reuters de la semana pasada, en la que asegura que el general Salvador Cienfuegos, ex titular de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), fue cambiado por un narcotraficante es más falsa que un billete de 2 mil varos.

-Manifestación perversa, dice López Obrador.

En su mañanera de Palacio Nacional, reiteró que no, que nel, que  México  exigió se respetara la ley y se repusiera el proceso.

“El presidente de México no es un florero, no estamos de adorno y no hay ningún acuerdo en lo oscurito”, dijo.

 

Medicina preventiva, no curativa

El ISSSTE trabaja para coadyuvar en la búsqueda de una cultura de la prevención y el autocuidado de la salud en las familias mexicanas.

Su director general, Luis Antonio Ramírez Pineda, en gira de fin de semana, acompañado por diputados locales y federales y representantes municipales y del Sindicato Nacional de Trabajadores del ISSSTE, presentó en la región Costa de Oaxaca el Programa ECOS para el Bienestar.

El funcionario destacó la importancia de hacerse responsable de la salud:

-Debemos apostarle a la medicina preventiva y no curativas, dijo.

ECOS para el Bienestar está enfocado en el empoderamiento y autocuidado en el seno de las familias mexicanas.

 

Vámonos:  Dejar entrar aficionados a los estadios es necear. Enrique Alfaro, gobernador de Jalisco por Movimiento Ciudadano, parecía más serio. Es igual a todos: populista.

Prepárense para más casos de Covid-19.

¡Ah, se me olvidaba que es un América-Chivas!.

 

albermontmex@yahoo.es               @albermontmex