Saquea crimen organizado ‘cajeros’, ‘tarjetas’ y opera ‘debajo del mar’

URBANO BARRERA

Foto: Archivo: EL Sol de México/OEM-Informex

En los 120 recientes operativos dirigidos por la Secretaría de Marina (Semar) contra el crimen organizado se encontró una diversificación de formas de financiamiento, pues se han cerrado aún mas las aduanas y pasos fronterizos.

La institución en sus archivos registra el aseguramiento de 110 discos duros de cajeros automáticos, mismos que han sido atacados y vulnerados en sus programas.

Junto con ello, se retiró de las manos de la delincuencia 50 lectores de tarjeta para clonación de plásticos y que son utilizados para realizar operaciones.

Otro hallazgo en las formas de tráfico, tanto de drogas como numerario, es la presencia de cuatro ‘semisumergibles’, mal llamados submarinos.

En estas embarcaciones se puede traficar hasta cinco toneladas de drogas o cientos de millones de billetes para oxigenar operaciones en México, Centro y Sudamérica.

La Secretaría de Marina investiga, todos y cada uno de los elementos, encontrados en sus operativos y aseguramientos, para conocer nuevas formas de operación del crimen organizado.

Cabe destacar que en estas acciones también fueron asegurados 157 mil 857 pesos, una aeronave, 321 vehículos, 14 motocicletas, 177 armas cortas, 336 armas largas, 859 cargadores, 17 granadas, dos lanzagranadas, 15 mil 212 cartuchos y 80 chalecos tácticos.

Destaca la presencia de los 110 discos duros de cajeros automáticos, 50 lectores de tarjeta para clonación de tarjetas y los cuatro ‘semisumergibles’.

Además, 35 mil 602 piezas de especies marinas en peligro de extinción, una especie de fauna exótica, cuatro equipos de radiocomunicación, 22 aserraderos, 10 mil 533.17 metros cúbicos de madera, 120 kilogramos de carbón activado contaminado con cocaína, 41.5 toneladas de carbón vegetal, 65 contenedores, una empresa, nueve inmuebles, 57 laboratorios y mil 460 personas.

La Guardia Nacional contribuyó a la prevención del consumo de drogas con labores de seguimiento, inspección no intrusiva y coordinación con diferentes autoridades para hacerle frente a la distribución y venta de estupefacientes.

Deja una respuesta