Sorprenden talibanes al gobierno afgano y a EU

WASHINGTON.- El jefe del Estado Mayor de la Defensa de EE.UU., el general Mark Milley, dijo este miércoles que no había nada que indicara el colapso del Ejército o del Gobierno afgano en once días, ante el avance de los talibanes.

Así lo afirmó Milley en una rueda de prensa en el Pentágono, acompañado por el secretario de Defensa, Lloyd Austin.

No obstante, el general subrayó que EE.UU. había trabajado con varios escenarios posibles tras su repliegue de Afganistán a la hora de elaborar sus planes de retirada, y que uno de dichos escenarios era el actual.

De hecho, Milley explicó que la Inteligencia de su país había advertido de “varios escenarios” probables: “Uno de ellos era un rápido ascenso de los talibanes tras un rápido colapso de las fuerzas de seguridad afganas y del Gobierno”, indicó.

Agregó que otros escenarios posibles contemplaban una guerra civil y un acuerdo negociado.

Sin embargo, destacó, “no hubo nada que yo o cualquier otra persona viera que indicara un colapso de sus Fuerzas Armadas o de su Gobierno en once días”.

Por su parte, Austin aseguró que “no ha habido interacciones hostiles con los talibanes” en los últimos días y que las líneas de comunicación siguen abiertas con los insurgentes.

Afirmó que su principal prioridad es evacuar a todos los estadounidenses y a los colaboradores afganos a través del aeropuerto internacional Hamid Karzai de Kabul.

En ese sentido, Austin detalló que su segunda preocupación es “mantener la seguridad” en esas instalaciones y, con este fin, las fuerzas de EE.UU., en colaboración con fuerzas aliadas, han establecido posiciones de defensa en los alrededores del aeropuerto.

El jefe del Pentágono añadió que su tercera prioridad es aumentar el ritmo de las evacuaciones desde el aeropuerto.

Milley puntualizó que, pese a que han enviado refuerzos a Afganistán para garantizar la seguridad del aeropuerto y las evacuaciones, “la situación todavía es muy peligrosa, muy dinámica y muy fluida”.

“Ahora mismo hay tropas en riesgo”, advirtió el general, aunque acto seguido remarcó que la situación ahora es estable en el aeropuerto.

Milley subrayó que si hay alguna amenaza EE.UU. “adoptará una acción militar de inmediato y sin dudar”.