Sufrida victoria

SAN SEBASTIÁN, España (EFE).- La Real Sociedad se deshizo del Valladolid sin mucho brillo y con sufrimiento, aunque con justicia tras un gol del belga Adnan Januzaj que da, con un pie en los puestos de Liga de Campeones, un plus de energía para la semifinal de Copa del Rey ante el Mirandés del próximo miércoles.

Los donostiarras llegaban a este partido con un ojo puesto en ese importante partido y otro en la clasificación, en la que podrían dormir en plazas Champions en caso de vencer como así fue, tras seis triunfos seguidos como local, ante un Valladolid que parecía la víctima propiciatoria para establecer un récord en Primera División.