Tiro Ebrard-Sheinbaum-Mancera hasta 2024 

El diario estadunidense The New York Times cimbró ayer a la 4T.

Una carambola de 3 bandas que se proyecta hasta 2024.

El reportaje sobre el derrumbe de la Línea 12 del Metro mostró la

fractura que existe en el equipo de Andrés Manuel López Obrador.

Señala a Marcelo Ebrard Casaubon, entonces jefe de gobierno capitalino, como el culpable de esa fallida Línea del Metro llamada Línea Dorada y lo publica en su portada dominical con la cabeza Desastre en el Metro desde el principio.

Las prisas de Ebrard por inaugurar antes de dejar el cargo para buscar la candidatura presidencial de 2012 y la mala soldadura, así como unos pernos mal colocados, por lo que señala a Carlos Slim -constructor- son las causas que, según el rotativo, perfilan las indagatorias y el peritaje que se realizan y que se conocerán posiblemente esta semana en la CDMX.

El hoy canciller se defendió.

Tuiteó y se fue contra su sucesor, Miguel Angel Mancera, a quien acusó de clasificar la información sobre el mantenimiento y reestructuración después de los sismos de 2017.

-Imposible saber si Mancera dio mantenimiento al Metro, porque está clasificada la información, escribió.

Claudia Sheinbaum, en tanto, quien carga con los efectos del “incidente” -como le ha llamado- y con la más grande derrota de la izquierda desde 1997 cuando se ganó la capital del país con Cuauhtémoc Cárdenas se inmediato se desmarcó de la filtración de la información al diario.

-Misteriosamente se filtra información sobre las operaciones de la familia de Sheinbaum y, también misteriosamente, se filtra información sobre las investigaciones del accidente en la Línea 12 del Metro, que señala directamente a Ebrard. Y en medio, la candidatura presidencial de 2024 de Movimiento Regeneración Nacional (Morena).

¿Cómo se llamó la obra?, se escuchó en radiopasillo.

 

El 2024

El trasfondo de lo publicado por el impreso estadunidense es la carrera presidencial en México.

Andrés Manuel López Obrador parece haberse quedado sin sus dos candidatos más fuertes y tendrá que pensar en otros, porque difícilmente ambos serán una buena opción. Por el contrario, podrían ser perjudiciales.

 

La clase media

Aspiracionista, soñadora y con objetivos de progreso personal -como le llamó el ocupante de Palacio Nacional- no se los perdonará en las urnas y el fantasma de un fracaso rondará el proyecto continuista de López Obrador y su cuarta transformación.

Haber señalado a esa clase media y clase media alta como la culpable de la paliza en la CDMX y el Estado de México, porque son difíciles de convencer los que tienen estudios de nivel licenciatura, ha sido uno de sus peores errores.

No debe olvidar que fue esa clase media la que le apoyó en las elecciones presidenciales de 2018 y por la que alcanzó 31.1 millones de votos.

Tal declaración es de esas que marcan un sexenio y que difícilmente se olvidan, se escuchó en radiopasillo.

 

radiopasillo@ova.com.mx