Sigue CDMX en rojo, pero reabren restaurantes, comercios en CH y gimnasios

Ante el incremento sustancial de personas contagiadas y hospitalizadas por Covid-19 en la última semana, como consecuencia de fiestas y reuniones de fin de año, la Ciudad de México se mantiene en semáforo epidemiológico color rojo, al menos hasta el 24 de enero próximo, pero con la apertura de restaurantes en terrazas y comercios no esenciales en modalidad de recoger y atención en ventanilla, así como gimnasios al aire libre.

En videoconferencia de prensa, la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo indicó que se sigue en semáforo rojo, y destacó que “es necesaria la protección de nuestra vida, de familiares y amigos”, por lo que se aplicará el programa “Reactivar sin arriesgar”.

Señaló que se reactivan algunas actividades económicas “porque se entiende la situación, por lo que es ‘activar sin arriesgar”, y confía en que la ciudadanía será responsable con esta información que se ha emitido.

En ese sentido, se indicó que a partir del 18 de enero, los restaurantes reiniciarán servicio al aire libre, esto es en terrazas o espacios descubiertos propios, estacionamientos propios, banquetas o en áreas específicas del arroyo vehicular, esto es, franjas de estacionamiento y carril sobre arroyo vehicular, con mesas en zig-zag y espacio de 1.5 metros, el cierre del servicio será a las 18:00 horas y después solo habrá servicio para llevar; en las mesas no podrán estar más de cuatro personas, y el uso obligatorio de código QR.

Deberán observar los lineamientos del Programa Ciudad al Aire Libre, así como registrarse en el Programa Ciudad al Aire Libre, en la página  covid19.cdmx.gob.mx/medidassanitarias, registro gratuito, no se requiere algún otro trámite y la resolución es inmediata.

Para el Centro Histórico, los pequeños comercios podrán adoptar la modalidad de recoger y atender en ventanilla que se permitía en algunos restaurantes y farmacias.

Las ventas pueden ser por citas, esquemas de ventas por teléfono o en línea, sin entrar al negocio, y esto podría permitir reducir tempo de espera a las personas, al momento de recoger la mercancía se deberá contar con cubrebocas, la cortina deberá estar cerrada, y si hay filas deberá haber 1.5 metros de distancia.

Por lo que hace a las actividades deportivas y gimnasios al aire libre, éstas no tendrán problemas al no estar en espacios cerrados, sólo contar con distancias entre asistentes y cubrebocas, y hacer uso de parques y jardines.

El gobierno capitalino está proponiendo a los supermercados que operen las 24 horas los siete días de la semana, para reducir aglomeraciones, pero no se dijo nada del horario especial para adultos mayores que se implementó en la primera etapa del semáforo rojo y que se diluyó tras la entrada al naranja.

Se aseguró que con el comercio en la capital y el Centro Histórico se continúa trabajando para diseñar esquemas de reactivación segura, privilegiando la actividad al aire libre; evaluando alternativas de días y horarios, con diferentes esquemas que reduzcan los tiempos de estancias de personas en un comercio, por lo que se espera que la próxima semana se puedan anunciar las medidas para la reanudación de actividad de comercio al menudeo y mayoreo.

En tanto, al dar a conocer el informe de contagios y hospitalizados, se observó que con las encuestas que se han hecho principalmente en hospitales privados, 26 por ciento de pacientes con Covid-19 señalaron que se contagiaron en reuniones y fiestas; 6.0 por ciento indicó que fue durante su salida de vacaciones; 12 por ciento en su trabajo; 8.0 por ciento en el transporte; 36 por ciento dijo “no saber” y 11 por ciento en “otro”, pero no se observó que el motivo principal fuera por estar en comercios o restaurantes.

Eduardo Clark García, director general de Gobierno Digital de la Agencia Digital de Innovación Pública, informó que en la última semana se alcanzaron cuatro mil 464 hospitalizados diarios, por lo que se incrementó la hospitalización con respecto a la semana anterior, el incremento se debió a salidas en vacaciones y reuniones y fiestas por fin de año.

No obstante que en semanas anteriores se esperaba, ante la posible responsabilidad y concientización de los ciudadanos, una que el índice de contagios fuera de menos uno, pero éste se incrementó de manera sustancia, por lo que la temporalidad pasó de 120 a 130, y a 57 en el área metropolitana, esto es, que en más personas se fueron contagiando a un tiempo más corto, por lo que a partir del 24 de diciembre no se cumplió la tasa de reducción menor a uno de contagio