A escribir su propia historia

Con la mentalidad de hacer su propia historia, el luchador Sangre Imperial se abre paso en las filas del Consejo Mundial de Lucha Libre, por lo que no pretende colgarse de la fama de su padre, Sangre Chicana.

“En mi caso no me gustaría cambiar de nombre ni mucho menos portar la máscara de mi papá Sangre Chicana, él es más reconocido sin máscara que con ella. Yo quiero hacer mi propia historia y hacer que mi máscara sea una de las más reconocidas y cotizadas”, señala Sangre Imperial, quien forma parte de la dinastía Chicana.

Reconoció que ocasionalmente ha puesto motivos de su padre en su incógnita: “En algunas ocasiones sí he ocupado la mitad Sangre Chicana y la mitad Sangre Imperial, pero lo hago como homenaje no porque quiera portar su equipo o su vestimenta, estoy contento con mi nombre y con mi imagen. Me siento muy bien y con la libertad de hacer las modificaciones con las que me sienta a gusto y el no portar el Junior me da la sensación de hacer algo propio y no a la sombra de mi padre, aunque siempre me relacionarán con Sangre Chicana, y es que es inevitable al ser su hijo”, agregó.

Finalmente, para este 2021 Sangre Imperial busca adquirir más experiencia y no le importa si es en el bando técnico o rudo, ya que un buen luchador sabe manejar ambas escuelas.