Abandonaron más de 600 mil alumnos la escuela en este ciclo escolar

PATRICIA RAMÍREZ

En el ciclo escolar 2021-2022, que concluye esta semana, al menos 607 mil 413 alumnos de diferentes niveles educativos del país, abandonaron la escuela como consecuencia de la pandemia y otros factores, aseguró la asociación civil Educación con Rumbo.
De esta cifra global, 6 mil 121 alumnos corresponden a educación inicial; 174 mil 630 de preescolar; 213 mil 41 de primaria; 89 mil 707 de secundaria y 123 mil 914 son de nivel medio superior que abandonaron la escuela y muy probablemente no regresen al siguiente ciclo escolar.
A esto se suma la pérdida de aprendizajes de cientos de miles de alumnos que, por diversas razones provocadas por la pandemia, no tuvieron avances en su conocimiento, por lo que actualmente se tiene un atraso equivalente a dos grados escolares.
De acuerdo a los resultados Medición Independiente de Aprendizajes (MIA)-Estudio Equidad y Regreso, de los alumnos de 4° de primaria, el 94.1 por ciento no sabe hacer una división y el 96.8 por ciento no sabe resolver problemas de matemáticas.
Paulina Amozurrutia, coordinadora de esta organización, enfatizó que la SEP ha dejado problemas importantes en total abandono, quedando mucho a deber a la sociedad, alumnos y padres de familia principalmente, porque lejos de generar estrategias y apoyos concretos, se ha dedicado a inventar una serie de recomendaciones de normatividad sin sustento.
“Las estrategias que ha implementado la SEP para frenar el abandono de miles de estudiantes han sido pocas, casi nulas, sin sostenimiento propio y poco pertinentes”, señaló Patricia Ganem, Coordinadora del área de investigación de Educación con Rumbo.
En este contexto, los especialistas demandaron a las autoridades educativas, dejen de estar haciendo proselitismo y política de gobierno y que se implemente política de Estado para atender este grave rezago educativo. “Que las decisiones sean tomadas en beneficio de los estudiantes y no en los electores. Principalmente que se plantee la seria decisión de aumentar el presupuesto al sistema educativo nacional”, señaló Paulina Amozurrutia.
Agregó que ECR seguirá estableciendo una estrategia de exigibilidad, de visibilidad y de un seguimiento organizado, porque, si el país no se evalúa de manera integral, de manera sostenida se perderá el control de un seguimiento a los datos y a las políticas educativas se seguirán tomando a partir de ocurrencias o intuiciones.