Abre UNAM su primera aula digital para modelo híbrido de educación

POR PATRICIA RAMÍREZ

 

Ante los cambios que impuso el confinamiento por la pandemia del Covid19, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) avanzó en la implementación de un modelo híbrido de educación y puso en operación la primera aula digital, en Ciudad Universitaria.

Esta aula se ubica en el segundo piso del edificio Valdés Vallejo, en el conjunto sur de la Facultad de Ingeniería y está equipada con tecnología de punta que incluye aplicaciones y una serie de herramientas de software, que facilitan las teleconferencias con cámaras habilitadas en seguimiento de voz para enfocar al hablante, micrófonos para techo, así como access points, switches y routers.

Además, se incluyeron computadoras personales nuevas y el mobiliario requerido para completar el despliegue funcional del aula. Este espacio está diseñado para recibir a 30 personas.

El inmueble también será utilizado como laboratorio donde los estudiantes y profesores de la carrera de Ingeniería en Computación y Telecomunicaciones aprenderán y practicarán programación, además de tener interacción directa con la infraestructura de avanzada tecnología con la que cuenta el espacio.

La secretaria de Desarrollo Institucional (SDI) de la UNAM, Patricia Dávila Aranda, manifestó que esta acción es la punta de lanza que lleva a cabo la Universidad, no solamente en la FI, para transformar paulatinamente sus aulas.

“No es que nos alejemos de la parte presencial, porque el trabajo estrecho con los estudiantes, la práctica, nunca desaparecerá. Somos seres humanos y necesitamos estar cerca, hablar, utilizar las manos. Pero hay muchos aspectos que esto nos ayuda, incluso implica una nueva forma de crear y concebir los planes de estudio; es todo un cambio, es un proceso”, aseguró.

Estas plataformas son importantes para el aprendizaje, agregó la también académica, porque nos dan movilidad, permiten interactuar, realizar trabajo de enseñanza más completo. Sin embargo, no es el proceso total, porque existe la necesidad de tener excelentes maestros.

Podemos tener el mejor de los equipos, pero sería incompleto si quienes enseñan no saben del tema o lo hacen de manera inadecuada. La Universidad lo tiene claro, puntualizó.

En su oportunidad, el director de la FI, Carlos Agustín Escalante Sandoval, externó que contar con un desarrollo tecnológico de este tipo, es una nueva realidad.

“Esto le abre la perspectiva de enlace para que la propia Universidad pueda dar mayor educación a muchas más personas que no pueden estar en las aulas, es esa oportunidad de brindar, de que se extienda la cobertura, es un abanico de posibilidades; hay que sacarle todo el potencial y ver qué puede mejorarse”.

Agregó que con esto se cuenta con la oportunidad de explotar las bondades que tiene la educación híbrida, porque son dos años de enseñanza a distancia en solo audio y video y había el grave problema de pasar de nueva cuenta las notas y lo visto en clase, e ingeniárselas para poder acceder y absorber todo el conocimiento.

A su vez, el presidente y director general de la empresa CISCO, Isidro Quintana Garza, refirió que la educación híbrida es un rubro que la pandemia aceleró.

“No es una solución tecnológica, es un proceso, y es un modelo que involucra no solo tecnología, gente, métrica. Si lo proyectamos a futuro puede ser la solución de México para poder llevar la educación de calidad a más personas”, dijo.

Mauricio Moreno Gutiérrez, director de Desarrollo de Negocios para el Sector Público de CISCO México, y egresado de la FI, enfatizó: “creemos que la educación ha cambiado determinante en la era pospandemia. El aprendizaje no es más un espacio, sino cada espacio es un lugar de aprendizaje, en cualquier lugar a cualquier hora, en cualquier dispositivo, los espacios híbridos serán cada vez más inmersivos, flexibles y altamente accesibles, incluyentes”.