Activistas trans cierran FGR por crímenes de odio. En el Día Internacional de la Memoria Trans, o Remembranza Trans, que se conmemora hoy

Activistas trans “cerraron” este viernes de forma simbólica la Fiscalía General de la República (FGR) mexicana para denunciar la impunidad en el país, que ocupa el segundo lugar de Latinoamérica en asesinatos de odio, solo detrás de Brasil.

En el Día Internacional de la Memoria Trans, o Remembranza Trans, que se conmemora hoy, asociaciones civiles colocaron un altar frente a la sede de la FGR en Ciudad de México con fotografías de personas asesinadas, veladoras y flores.

“Los asesinatos de las mujeres trans también son feminicidios”, “honramos la memoria de nuestras hermanas trans asesinadas” y “justicia para todas nuestras hermanas caídas, ¡solución ya!”, fueron algunas de las consignas que colocaron en pancartas.

“Porque el Estado olvida nuestros asesinatos y crímenes, porque los sistemas de impartición de justicia determinan qué vidas importan más que otras”, expresó al leer un manifiesto Natalia Lane, coordinadora del Centro de Apoyo a las Identidades Trans (CAIT).

En lo que va del año, el CAIT ha documentado 35 asesinatos a personas trans por razón de odio o transfobia.

Esta cifra asciende a 540 asesinatos de 2007 a agosto de 2020, ahondó la asociación civil.

Con al menos 117 asesinatos, la comunidad lésbico, gay, bisexual y trans (LGBT) vivió uno de sus periodos más violentos en 2019, el primer año de la presidencia de Andrés Manuel López Obrador, según la organización Letra S.

De estas cifras, los asesinatos de mujeres trans representan casi el 55 % del total.

En la manifestación, las agrupaciones denunciaron que la esperanza de vida para las personas trans en América Latina es de apenas entre 35 y 40 años por los crímenes de odio y la exclusión social que padecen, de acuerdo con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Esta situación se ha agravado con la pandemia de covid-19 por el acceso inequitativo a los servicios de salud y la discriminación.

“La violencia, el acoso, la precariedad y la falta de oportunidades laborales siguen siendo hoy una abrumadora realidad para muchas personas trans”, observó Lane.

La situación de violencia contrasta con el hecho que al menos 14 de los 32 estados han aprobado leyes de identidad de género o han ordenado a sus Registros Civiles rectificar el género en los documentos oficiales de las personas trans.

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) ha advertido de la falta de criterios para que las fiscalías indaguen asesinatos motivados por orientación sexual o identidad de género.

El Día de la Remembranza Trans se conmemora cada 20 de noviembre desde 1999, cuando una mujer de Massachusetts protestó para exigir justicia por el asesinato de Rita Hester, una mujer trans afroestadounidense.

“Somos personas, humanos, seres que sentimos como cualquier otra persona, ni una muerta más, por mis hermanas que han sido asesinadas, por mis hermanas que han sido violentadas”, exclamó Cassandra Guazo de CAIT. EFE

Deja un comentario