Acuerdo de Argentina y México cumple 15 años sin aprovechar su potencial

NATALIA KIDD Y PEDRO PABLO CORTÉS / AGENCIA EFE

Foto: EFE

El Acuerdo de Asociación Estratégica (AAE) entre Argentina y México cumple este sábado quince años de firmarse sin un incremento sustancial de los intercambios comerciales ni de inversión pese a la sintonía que muestran los actuales presidentes, el mexicano Andrés Manuel López Obrador y el argentino Alberto Fernández.

Por el contrario, el volumen de intercambio comercial, exportaciones más importaciones, ha caído un 28,6 %, de 2.858 millones de dólares en 2008, año en que entró en vigencia el AAE, a 2.039 millones de dólares en 2021, según datos del Sistema de Estadísticas de Comercio Exterior del Mercosur.

“Efectivamente, la relación no ha evolucionado. Son dos economías que se han desvinculado crecientemente. Hay pocas empresas que interactúan y México, que es una economía abierta, está acostumbrado a actuar más con mercados con los que tiene acuerdos de libre comercio que con Argentina”, dijo a Efe Marcelo Elizondo, director general de DNI Consultores y experto en comercio internacional.

Desde la suscripción del AAE, Argentina ha pasado a tener un saldo deficitario en la balanza comercial con México, al pasar de un superávit por 149,5 millones de dólares en 2007 a un saldo negativo por 185,3 millones de dólares en 2008, que gradualmente se agigantó hasta un récord de 1.520,5 millones de dólares en 2011 y un déficit que el año pasado rondó los 646 millones de dólares.

En términos de exportaciones, Argentina prácticamente exporta a México la mitad de lo que le vendía hace 15 años: 696,1 millones de dólares el año pasado, contra 1.439,4 millones en 2007.

México, por su parte, pasó de exportar a Argentina un valor de 1.521,8 millones de dólares en 2007 a venderle por 1.342,8 millones el año pasado, lo que implica una reducción del 11,7 %.

Aunque México es el país “que más ha aprovechado la relación bilateral” por tener un superávit, el intercambio comercial representa apenas el 0,3 % del comercio total de México, expuso María Esther Morales, investigadora del Centro Regional de Investigaciones Multidisciplinarias (CRIM).

“Ni siquiera llegamos al 1 %, entonces es muy pequeño lo que significa ese comercio en relación a la economía mexicana. Sin embargo, para el mercado argentino es muy importante tener un socio comercial como nosotros”, comenta la académica de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

AMISTAD POLÍTICA

El acuerdo está desaprovechado pese a la amistad que profesan los actuales presidentes de ambos países, que por primera vez coinciden en identificarse con la izquierda latinoamericana.

“Por ser amigo de un presidente no se incrementa el comercio. Las economías se complementan por otros factores, no por amistades políticas: por la integración de las empresas y de las cadenas de valor y por la complementariedad económica. Y eso no ocurre entre Argentina y México”, afirmó Elizondo, también miembro consultor del Consejo Argentino para las Relaciones Internacionales.

A pesar de los datos, el canciller mexicano Marcelo Ebrard y su homólogo argentino, Santiago Cafiero, presumieron los logros del AEE en la visita del funcionario suramericano a México en mayo pasado.

“La Argentina y México vienen desarrollando y haciendo crecer el comercio bilateral en los últimos años: el año pasado creció en promedio un 50 %, y los primeros registros de este primer trimestre del año nos dicen que las exportaciones argentinas se incrementaron en más de un 90 %”, sostuvo Cafiero.

La investigadora Morales opinó que “hay toda la disponibilidad” de los presidentes y una “empatía” entre ambos para aprovechar el acuerdo.

“Lamentablemente, del lado de México hay muy poco interés de los exportadores mexicanos para voltear a ver otro mercado que no sea el estadounidense”, matizó.

SECTORES POR ABRIR

De acuerdo con un informe de la Cámara de Comercio Mexicano-Argentina, los principales productos de exportación de México a Argentina son automóviles y piezas y partes para vehículos y aparatos de telefonía móvil.

Mientras que los principales bienes exportados desde Argentina a México son productos intermedios de hierro o acero y automóviles y autopartes.

“Argentina suele tener déficit con aquellos países que exportan bienes industriales y no importan bienes agrícolas. Por otra parte, el comercio bilateral es de muy baja dimensión comparado con el potencial que tiene México, una de las quince economías más grandes del mundo”, observó Elizondo.

Por ello, la investigadora Morales indicó que Argentina suele pugnar para que el acuerdo entre ambos países abra los sectores de materias primas, cárnicos y alimentos, lo que también sería “conveniente” para México.

“Lo que pueda venderle Argentina a México no va a significar un riesgo para la balanza comercial. México no perdería nada, yo creo que ganaríamos inclusive los consumidores mexicanos, y los exportadores argentinos entrarían a un mercado con un poder adquisitivo tan importante como su principal socio comercial, que es Brasil”, argumentó.

Deja una respuesta